Taxidermias Concretas Vol.11

por Álvaro Mortem

Álvaro Arbonés

Nine Inch Nails – Less Than (2017)

Nine Inch Nails siempre vuelven. Incluso si nunca se han ido. Pero tras años donde el trabajo de Trent Reznor con Atticus Ross ha definido el sonido del grupo, sorprende que el avance de su próximo disco suene tan directo. Tan clásico. Tan With Teeth. Porque Less Than suena familiar, pero lo hace en al menos dos sentidos posibles: como un regreso y como un avance. Porque lejos de ser un mero repetir el pasado, consigue esa extraña alquimia que podríamos definir como sonar contemporáneo. Porque parece de los 90’s, pero es imposible que se compusiera en los 90’s. Por eso siempre vuelven. Por eso nunca se han ido. Por eso esperamos su siguiente disco.

Dj Shadow – The Mountain Will Fall (2016)

Más abiertamente político, más experimental, menos pop. Así es como podríamos definir todo el trabajo de Dj Shadow tras The Outsider. Algo que se nota en The Mountain Will Fall. Sin dejarse llevar por la heterodoxia hip-hop que le dio la fama, su búsqueda del más difícil todavía dentro de la electrónica nos da aquí un buen ejemplo de porqué sigue siendo relevante: ninguna de sus canciones se agotan por más que las escuchemos. El problema es que, más allá de eso, parece como si Dj Shadow se esforzara demasiado para sonar valiente. Fuerte. Experimental. Y el logro de sus primeros trabajos era, precisamente, que hacía parecer fácil y digerible lo que aquí sólo parece lo que es: difícil y virtuoso.

Xabier Cortés

Arcadea – Arcadea (2017)

Un proyecto paralelo —de gente de Mastodon, Zruda y Withered)— que fusiona lo orgánico con lo sintético y que nos lleva de viaje a vaya-usted-a-saber-dónde más allá de los límites de la Vía Láctea a través de su medida fusión entre el synth, el metal y el rock psicodélico. Arcadea se pasea por esos bordes de nuestra galaxiaon un sonido en paralelo al de Dog Fashion Disco; quizás por esas formas experimentales/progresivas, por esa electrónica no-hortera con gusto sci-fi  setentero o por la maravillosa colección de voces —y efectos— que se dan cita aquí, pero que completan un ejercicio más que interesante y oportuno porque otra cosa no, pero el synth pega y pega cada vez más fuerte.

The Myrrors – Hasta La Victoria (2017)

Desde lo espiritual a lo terrenal pasando por lo lisérgico, The Myrrors llevan su rock ácido inundado de referencias interesantísimas —desde el drone al ambient pasando por el folk y la psicodelía— a un nivel que traspasa cuerpos y estados materiales. Con una cadencia embriagadora jugando con ritmos repetitivos y desposeyendo a su faceta rock del componente eléctrico para desnudarlo y ofrecerlo al Sol como quien ofrece un sacrificio ritual a [inserte su deidad precristiana favorita]. Hasta La Victoria resulta ser un camino entre lo misterioso y lo puramente psicotrópico hacia alguna parte de nuestra psique que no sabemos (o creemos) que existe. Un trance místico. Un baile psicodélico. Un ritual ácido. Una orgía de estimulantes cerebrales. Y mucho más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: