Dark Model – Saga (2017)

por Álvaro Mortem

¿Es posible saber la procedencia de un determinado grupo sólo atendiendo a cómo suenan? Esta pregunta puede sonar mal. Puede parecer el prólogo a una defensa del tan cacareado «espíritu nacional», concepto defendido, a partes iguales, por románticos, independentistas y fascistas por igual. Pero no hablamos de política. No esta vez. Sólo nos referimos a si es posible que ciertas formas de concebir la música sean, esencialmente, fruto de una cultura y un tiempo específico. Y por ello, reconocibles como tal.

No hay pregunta más pertinente si pretendemos hablar de Dark Model. No por nada, su sonido nos remite hacia coordenadas muy, muy específicas. Tan específicas, que cabe señalar en una dirección. Japón. Y en un tiempo. Los últimos veinte años.

Esto es algo evidente cuando se escucha la prodigiosa Prelude, canción con la que abre Saga. Sólo con hacer eso, comprobaremos algo bastante obvio: suena como cabría esperar que suenen los primeros minutos de alguna clase de shoot ‘m up de vieja escuela. Un juego de naves purista, adusto y más bien difícil, con colores brillantes para los disparos y querencia por el negro, el plata y el bronce para el diseño de personajes y menús, prometiéndonos una historia extravagante, pero con un interesante desarrollo, sobre invasiones alienigenas, dioses furiosos o traiciones que sobrepasan las ideas de la vida, la muerte, el universo o la divinidad en sí misma.

Pero Tatsuya Oe, mente maestra detrás de Dark Model, no se esconde: él mismo afirma que lo que desea es hacer música orquestal provocadora. Música que cuente historias.

Algo que se hace patente en Saga.

De aires cinemáticos, con un particular énfasis en una orquestación agresiva donde la épica lo es todo, su sonido va oscilando siempre entre el anime pasado de vueltas y la heterodoxia sonora del videojuego japonés clásico. Aquel que, ignorante del gusto estandarizado de un occidente perezoso en lo que respecta a su cultura pop, intentaba elevar a su máxima potencia todos los tropos que cayeran en sus manos. Sin complejos ni vergüenza.

Eso, en manos de Tatsuya Oe, significa canciones pegadizas, épicas y que nos remiten a historias y personajes más que a músicos o canciones. ¿O acaso es posible escuchar Range and Redemption sin imaginar un combate épico, con un toque más oscuro, al estilo de One Punch Man? ¿Y no es Storm Goddess la banda sonora para el boss de un bullet hell o un action J-RPG como Nier Automata? Pensémoslo un minuto. Esas escaladas de intensidad. Esos contrapuntos al límite. Esos coros cuasi-eclesiásticos. Todo remite a una concepción, tal vez más techno de lo habitual, de un modo de hacer música que ha sido macerado durante veinte años a través de la industria del videojuego y el anime.

A eso nos referimos cuando hablamos de sonidos nacionales. No a formas innatas, representaciones del espíritu nacional, sino al hecho de que hay sonidos que han sido cultivados cuidadosamente a través de años de influencias compartidas y progresos comunes entre varias generaciones de músicos de un país.

Algo que pasó en Inglaterra, con el brit pop, en Bélgica, con la cold wave, y en Japón, con más subgéneros de los que somos capaces de enumerar sin sufrir una embolia.

Dark Model es sólo otra demostración más de este hecho particular. Sus composiciones, abiertamente narrativas, logran su propósito, contar historias, a la vez que no esquivan lo más evidente: son la recreación perfecta de bandas sonoras japonesas que nunca existieron. Composiciones para una industria que no concibe la música como algo incidental o sutil, sino como una constante que, además, necesita ser demarcada en todo momento.

Porque no hay imágenes y, en segundo plano, música. Hay imágenes y música. Ambas cosas. Unidas, referenciándose mutuamente, narrando juntas la historia. Algo que otros músicos y otras latitudes no siempre recuerdan.

Y es que Saga no podría ser más japonés. Ni más narrativo. Algo que ya lo hace una rareza. Algo a tener en cuenta.

Anuncios
Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: