Taxidermias Concretas Vol.16

por Xabier Cortés

Álvaro Arbonés

Mogwai – Eternal Panther (2017)

Mogwai parecen cómodos labrando el terreno que 65daysofstatic les arrebataron años atrás en forma de post-rock electrónico. Y no hay nada de malo en ello. Pero al relegar al papel de cara B obras maestras del sonido Mogwai, como es el caso de Eternal Panther, una brillante pieza de indie rock rayano el punk con muros de ruido blanco, influencia del grunge post-Screaming Trees y menos de tres minutos para ajustarse al formato single radiable, entonces sí tenemos un problema. Porque ha calado en el grupo la idea que tienen sus fans de lo que es Mogwai: música lánguida para echar la siesta con puntuales estallidos de tecnicismo. Sin vocales. Como una versión indie de unos Tool silenciosos. En resumen, un soberano coñazo que sólo recuerdan quienes son para firmar caras B involvidables.

Dj Scotch Egg – KFC Core (2004)

Dj Scotch Egg es lo que ocurre cuando permites que un terrorista sonoro juegue con un set de quimicefa mientras se graba con la webcam de su portátil: podrá gustar más o menos, pero sus experimentos están más cerca del viaje de MDMA que del proyecto artístico o musical. Brillante cuando busca su propio sonido (Scotch Kitchen, Acidboy), irritante cuando se pone raver (Scotch Grime) y sorprendentemente acertado cuando da en el clavo (Scotch Forest), el disco es una sucesión de pequeños juegos demenciales. Y así considerados, resulta un disco esplendoroso.

Xabier Cortés

Lodo – Lodo (2017)

La obsesión de Lodo por el riff sostenido y quejumbroso; la búsqueda de esa atmósfera pesada, de ese sonido cavernoso y brumoso. Conseguir que este sludge/doom suene vibrante a la vez que fresco; con guitarras monumentales que los acercan al post metal. Dejándose llevar mientras se miran en el espejo de Cult Of Luna para llevarnos de la mano hasta guiños del postrock poderoso de Mono. Instrumental y categórico, el debut de Lodo se presenta con las formas de una madurez propia de una trayectoria consolidada y un sonido bien definido, pero que este cuarteto valenciano lo consiguen en su primera referencia (tras un más que interesante compartido con Hela). Larga vida al Lodo.

Fleshgod Apocalypse – King (2016)

Algo ha debido pasar en el camino de Fleshgod Apocalypse desde aquel maravilloso ejercicio de death metal brutal del Oracle de 2009 hasta este King de 2016. Y algo no muy bueno, me temo. En un camino de no pocos lanzamientos hasta King se han ido puliendo formas, edulcorando registros y economizando recursos hasta alcanzar un nivel de carachangrenismo sin chicha ni limoná en el que esa parte orquestal que terminaba de redondear el sonido en Oracle ha tornado un sota-caballo-rey que dispara clichés a la velocidad de la luz para parar una obra interesante (un poco), pero intrascendente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: