Taxidermias Concretas Vol.21

por Xabier Cortés

Álvaro Arbonés

Max Richter – Out of the Dark Room (2017)

Es imposible no reconocer al momento una pieza de Max Richter. El tono melancólico, las formas circulares, esos pequeños requiebros que pasan inadvertido, la creación de una atmósfera melódica por encima de la satisfacción del solo o de la fuerza del propio ritmo. Sin doblegarse ante ninguna convención ha conseguido hacerse adalid de la música neo-clásica, pero también hacerse un hueco como uno de los grandes compositores de bandas sonora de nuestro tiempo. Algo que demuestra en Out of the Dark Room, recopilatorio de temas para bandas sonoras. Ni más ni menos. Sólo ese pacífico ulular que nos recuerda que reconoceríamos a Richter en cualquier parte. Y que por ello lo amamos, incluso como para pasar por alto el horror primordial que es la portada de este disco.

Wednesday Campanella – SUPERMAN (2017)

Wednesday Campanella hacen algunos de los mejores singles actuales. Pero cuando se trata de rematar en un disco conceptualmente cerrado, ahí es cuando hacen aguas. Algo que si bien solventan, en parte, en SUPERMAN, consiguen que nos olvidemos que sólo la primera mitad logra la cohesión que necesitaría cuando al llegar al final todavía estamos cantando mentalmente Aladdin o Sakamoto Ryoma. Casi soñando con lo que pasará el día que consigan hacer un disco conceptualmente completo, o cuando se rindan y sólo se dediquen a hacer los mejores singles del mundo.

Xabier Cortés

Satyricon – Deep Calleth Upon Deep (2017)

Satyricon lleva autoplagiándose desde 1996. Con algún que otro conato rebelde —quien suscribe estas líneas guarda un recuerdo maravilloso del odiado Volcano— que fue rápidamente apagado para continuar la senda marcada por, el otra parte excelso, Nemesis Divina. Deep Calleth Upon Deep no aporta nada más allá que lo que uno espera de Satyricon: riffs competentes, una batería poco inspirada y aburrida —y sí, Frost sigue gestionando fatal su teenage angst—. Algo de mala hostia comedida y domada que trae momentos interesante —Black Wings And Withering Gloom, por ejemplo— Y poco más. Tampoco lo pedimos mucho más a Satyricon, claro. Ojalá volviera a colaborar con ellos Sivert Høyem.

Slægt – Domus Mysterium (2017)

Un disco que comienza con una introducción que bien podría haber firmado el Hansi Kunsch de finales de los noventa es un disco al que le tenemos que prestar atención. Un disco que es capaz de fusionar el carácter heavy entre la nwobhm y el boom speed metalero alemán con una pátina si no black metal, si algo cercano al metal extremo es un disco al que le tenemos que prestar atención. Un disco espídico que te obliga a romperte el cuello con sus riffs medidos y su frenesí vocal mientras la batería te perfora el cerebro es un disco al que le tenemos que prestar atención. Definitivamente, Domus Mysterium de Slægt es un disco al que, efectivamente, debemos prestar atención.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: