Taxidermias Concretas Vol.29

por Álvaro Mortem

Álvaro Arbonés

Klimt 1918 – Dopoguerra (2005)

Del indie rock de principio de los 00’s todo lo que no fuera el perfectamente pulido paradigma anglosajón ha caído en el olvido. Lo cual es una pena. Especialmente si consideramos que, con todos sus defectos, Klimt 1918 consiguieron en Dopoguerra lo que ningún otro grupo del continente: no sólo estar a la altura de los grupos de la época, sino hacer algo propio combinando la tradición facilona del indie con ciertos dejes doom que parecían remitir hacia los Katatonia menos rocosos. Algo que se perdería en sus siguientes discos, para nuestra desgracia, pero que todavía sigue presente en un disco imperfecto, pero aún hoy impactante.

Kakkmaddafakka – Hus (2017)

Kakkmaddafakka es un grupo sólido. Jamás nos dará ninguna obra maestra, pero en su papel de grupo de segundo plano para las pistas de baile más modernas están haciendo un trabajo cada vez más sólido. Algo que en Hush se demuestra con canciones de su pop acaramelado y vitalista habitual, con un puñado de interesantes apuestas por visiones más arriesgadas, rápidas y certeras de ese sonido blando y genérico que los han convertido en apuesta seguro para toda una generación que sienten nostalgia de cuando tenían veinte años… cuando aún no han cumplido ni los treinta.

Xabier Cortés

Desolate Shrine – Deliverance From The Godless Void (2017)

Tras un espectacular álbum editado hace un par de años, The Heart Of The Neverworld, vuelven Desolate Shrine con un álbum en el que continúan explorando —y explotando— ese blackened death con trazas de doom y que en esta ocasión parece que nos encontramos ante un trabajo más pulido y coherente. Han conseguido emulsionar mejor esas diferentes sensibilidades doom, death y black para construir una obra completa y memorable no solo por una producción algo más limpia —limpia en el contexto del metal extremo, claro— con una querencia por la atmósfera sin por ello sacrificar la agresividad puramente metálica. Vayan haciéndole un hueco en el top de cosas metálico-extremas guays de este año 2017.

And So I Watch You From Afar – The Endless Shimmering (2017)

El último trabajo (hasta la fecha) del grupo con el nombre que trae de cabeza a todos los diseñadores de carteles sigue la senda math-rock a rajatabla. No se dejan ni una sola coma del Tratado Math Rock Para Crear Un Disco®, siguen punto por punto todos los clichés y tropos del género. Y esto no es necesariamente malo porque ASIWYFA son especialmente buenos en esto. No suenan (ni son) pretenciosos, no son excesivamente pajeros —aunque ahí está la destreza técnica, por supuesto— y conservan ese gusto exquisito para desarrollar piezas atmosféricas con ese inevitable y técnico cariz math. Y todo esto a pesar de la horrible portada con la que han decidido completar este The Endless Shimmering, ojo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: