Taxidermias Concretas vol.2016

por Álvaro Mortem

Álvaro Arbonés

Nick Cave & The Bad Seeds – Skeleton Tree (2016)

Nadie desea sentir la muerte. Ni siquiera quienes piensan en ella a cada segundo. Por eso Skeleton Tree es la versión más desnuda, áspera y a la vez tierna del corazón dolido de Nick Cave; tras la muerte de su hijo, no tenía fuerzas para pulir o poetizar lo que era una forma destilada e indefinida de dolor, un disco fúnebre pero no elegíaco, por lo cual la dejo ahí, desnudo, ante nuestros ojos. En toda su confusión. Pero es precisamente ahí donde radica su belleza. Que, en la catarsis de presentarse tal cual es, logra transmitirnos algo más interesante que el lamento o la intelectualización de la muerte: el sentimiento de un pesar con altibajos, con unos días donde casi parece que puedes ser feliz de nuevo y otros donde parece que va a ser devorado por el dolor y la desafección. Algo que es, en suma, la experiencia de lo humano. Esa agridulce contradicción constante.

David Bowie – Black Star (2016)

David Bowie no nos dejo: nosotros lo dejamos ir. Pero mientras se inventa la resurrección cuántica o cualquier otra clase de extravagancia de nombre rimbombante que nos permita tenerlo de vuelta, nos queda Blackstar, su propio convertirse en Ave Fénix. Porque aquí no hay elegía. Tampoco premonición. El disco trata de la muerte, pero sólo en la medida que es también una resurrección: en cada canción muere, yace y se levanta, renacido, como otra cosa. Como otro David Bowie. Como otra posibilidad, otro sonido, otro género. Por eso decimos que no nos dejó. A fin de cuentas, ¿cómo va a morir definitivamente alguien que ha resucitado tantas veces?

Radwimps – Your name. OST (2016)

A veces es bueno pasar un tiempo solo. Sino que se lo digan a Yojiro Noda. Tras su breve hiato para iniciar su proyecto en solitario, volvió con los Radwimps para hacer la banda sonora de Your name., la película de anime más taquillera de la historia de Japón. ¿Y el resultado? La quintaesencia del pop en sus cinco (sí, cinco) temas principales con arreglos que juegan con el glitch como en su proyecto en solitario, Illion, para sumergirse en un estilo neo-clásico ambiental típico de película con pinceladas pop de baja intensidad heredado, igualmente, de Illion, para el resto de la banda sonora. Una perita en dulce que está muy feo que haya pasado tan desapercibido en occidente.

Xabier Cortés

Gold – No Image

Partiendo de la base de que Optimist ha sido uno de los objetos musicales más relevantes del año que acabamos ver ahogarse en la orilla no debería extrañarnos que su anterior álbum, No Image, forma parte de este experimento-viaje-al-pasado. No Image es un álbum cuyo poso se va dejando notar a medida que las escuchas se acumulan en su haber: no resulta sencillo sumergirse en esa melancólica cadencia entre el post punk y el metal que acompaña la maravillosa e hipnótica voz de Milena Eva. Un disco que termina calando y que cuando lo hace se presenta ante nosotros como un monumento al declive de la civilización. Como para dejarlo fuera de un top anual.

Altarage – Nihl

Resulta que el debut de Altarage resultó ser el mejor álbum de metal extremo que tuvimos la suerte de poder disfrutar el año pasado junto con el Shrines Of Paralysis de los neozelandeses Ulcerate. Denso y caótico, Nihl se transforma en un muro de sonido del que no hay escapatoria: todo lo arrasa, nada queda. Veloz e impío tejiendo una red oscura y profunda en la que nuestros sentidos quedan totalmente abrumados ante la cantidad y, sobre todo, por la magnitud de lo que está presenciando. Casi nada.

Oranssi Pazuzu – Värähtelijä

Que Oranssi Pazuzu lleva años expandiendo los horizontes de su particular visión del metal extremo es algo que desde luego no ha pasado desapercibido para nadie. Lo que sí se nos pudo pasar por alto —entono aquí el mea culpa, que no se diga que no hacemos autocrítica— es que su Värähtelijä es un disco perfecto. No es ya esa atmósfera entre lo lisérgico, lo onírico y lo cósmico; tampoco es su forma de acomodar capas y capas de sonidos para crear un sonido bigger than life. A trascender.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: