Silent Universe – The Infinity Coordinates (2017)

por Xabier Cortés

No existe paraje más inhóspito y aterrador que el infinito vacío del espacio exterior. Gigantescas áreas de Nada Absoluta® condenadas a una oscuridad eterna y a un frío extremo. Un vacío cósmico que incluso a millones de años luz de distancia nos hace recorrer un escalofrío solo al pensar en ese inmenso silencio, en esa inmensa agonía de verte atrapado en mitad de ese desierto cósmico. Dentro de las muchas ramificaciones y expresiones del dark ambient, aquella que explora el cosmos es quizás una de las menos conocidas a pesar de contar en su roster con proyectos del calibre y la trascendencia de Sabled Sun, por ejemplo. Tras Silent Universe se esconde Pavel Malyshkin —que tiene otro proyecto imprescindible de dark ambient frío y cinemático, Ugasanie— que explora en este The Infinity Coordinates los límites del espacio convirtiéndonos en pioneros de áreas inexploradas.

A través de un dark ambient de evidente raigambre cósmica, Silent Universe construye un sólido relato espacial que nos hará añorar esos capítulos de dark ambient claustrofóbico que podemos encontrar en sus compañeros de Cryo Chamber: Silent Universe teje un estudiado entramado de sonidos densos y atmósferas inquietantes que se desarrollan con la calma de alguien que sabe que es eterno, de un ente que está más allá de la vida y de la muerte para el que el tiempo es un elemento desechable más. Desarrollos lentos y largos son los que se nos presentan aquí, desde el dark ambient de carácter más onírico en Spiral Space que abre el álbum hasta ese drone estirado hasta el infinito que recorre los dieciséis minutos del cierre del disco, In Cosmic Microwave Background. Una forma muy particular de entender el space ambient en el que Pavel Malyshkin nos deja ver pequeñas pinceladas de su trabajo en Ugasanie pero sin restar en ningún momento protagonismo ni personalidad a este nuevo proyecto. Desarrollos lentos, decíamos, pero que consiguen sumirnos en un extraño, incómodo y placentero a la vez estado en el que encontrarnos en mitad de la Nada Absoluta® nos resultará extraño al principio, inquietante cuando se nos empiecen a presentar ante nosotros los misterios y secretos que ese vacío cósmico esconde en su ser y que terminará por dejarnos hechos polvo tras el meticuloso y detallista trabajo llevado a cabo aquí. No es un disco de dark ambient que se deje llevar por estridencias ni por marcados cambios de guión, ni siquiera se trata de ese ambient cavernoso que busca el jump scare a toda costa; su desarrollo lo percibimos como un viaje natural y del que de alguna extraña manera solo somos capaces de asimilar una pequeña parte de él porque sabemos que este viaje que nos propone Silent Universe nunca llegará a su fin, siempre existirá un rincón que explorar.

Bajo ese manto protector y verdaderos salvavidas del dark ambient que es Cryo Chamber nos volvemos a sumergir —o nos lanzamos al vacío sin piedad, como prefieran— en esta manifestación dark/space ambient que hará las delicias de aquellos que disfrutamos con los sonidos en la onda de Wialenove o Sabled Sun.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: