illion – P.Y.L. (2016)

por Álvaro Mortem

Inglaterra está tan fascinada con la idea de sí misma, de lo cool que es y cómo debe mantenerse ajena a toda influencia externa para seguir siéndolo, que ha dejado de tener personalidad. No por nada, su último gran movimiento musical fue el britpop, un grupo de niños blancos de buena familia haciendo pop prefabricado sin personalidad ni alma. Es por eso que no resulta extraño que actualmente, para encontrar los herederos de los músicos de rock ingleses haya que mirar al exterior. Específicamente, hacia Japón.

Yojiro Noda, actor, músico, cantante y guitarrista de RADWIMPS y celebridad japonesa se embarcó en 2013 en un proyecto en solitario, llamado illion, con el cual hacer música más personal y poder dar el salto hacia occidente. Algo que ha conseguido, al menos, en lo que al sonido respecta.

A medio camino entre el indie rock y el post-hardcore, con claras influencias de Radiohead y un sonido más definidamente occidental, de P.Y.L. sorprende especialmente su capacidad para mantenerse dentro de cierta coherencia estilística. Si bien la homónima P.Y.L. tiene un deje más Radiohead, BANKA abraza postulados cercanos al breakbeat y en Dream Play Sick juega con los instrumentos de cuerda y las texturas electrónicas como una especie de Cornelius millennial, es difícil decir que existe alguna discontinuidad entre ellas, en tanto Noda consigue que guarden cierta coherencia interna. ¿Cómo? Haciendo que compartan un tono entre melancólico y onírico, cierta preferencia por los arreglos orquestales y electrónicos además de un regusto general a lo que muchos querrían considerar una herencia puramente britpop.

Ahí reside la trampa. Noda no es britpop ni lo pretende, pero hace lo que los artistas de aquello nunca fueron capaces de hacer: asumir tendencias diversas de su entorno.

Si P.Y.L. nos recuerda a algo es a la escena musical inglesa de los 70’s y los 80’s. Cuando en la música era posible tener influencias de la música japonesa, jamaicana y española, ir de ida y vuelta hasta Bélgica para saquear la coldwave o inspirarse en lo que fuera que ocurriera en Alemania para dar otra vuelta de tuerca. Ese es el espíritu que puede encontrarse en Noda. La absoluta curiosidad de no cerrarse en el compartimento estanco de un género, haciendo que cada canción sea, por sí misma, la metódica exploración de un proceso compositivo.

Ahí reside el encanto del disco. En que no se agota. En que tampoco hace falta escucharlo treinta veces para enamorarse de él. Si lo escuchamos una vez, tendremos un disco pop, bien elaborado, pero de apariencia simple. Si lo escuchamos dos, ya veremos algunos detalles, tal vez nos enamoremos de canciones particulares, pero no irá más allá. Pero si lo que escuchamos treinta, cuarenta o cincuenta veces, cada vez que volvamos a él seguiremos descubriendo detalles que nos han podido pasar desapercibido. Influencias, dejes, destellos. Esas pequeñas cosas que diferencian a los buenos discos de los discos excepcionales.

Discos excepcionales como lo es P.Y.L.

Noda tal vez no sea británico, de hecho, su herencia japonesa no podría ser más evidente —illion está más cerca de TK from 凛として時雨, The Novembers o domico que de Oasis—, pero eso no quita para que sea capaz de recuperar el espíritu de esa Inglaterra indómita y abierta a todas las influencias externas que pudiera asimilar. Esa misma Inglaterra que, hoy, se ha convertido en un agujero auto-celebratorio de su singularidad, como si esta no procediera, precisamente, de ese mismo aperturismo que hoy condenan y persiguen con ahinco.

Anuncios
Etiquetas: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: