Taxidermias Concretas Vol.37

por Xabier Cortés

Álvaro Arbonés

Indigo la End – 冬夜のマジック (2017)

Indigo la End es el último gran grupo de indie pop. Algo que demuestran también en 冬夜のマジック (trad. Magia de noche de invierno). Especialmente cuando su tema homónimo se permite un interesante diálogo entre voces melódicas y en Play Back End Roll abrazan un estilo casi sinfónico para recordarnos porqué nos gustan tanto. ¿Y el resto del sencillo? Pues digamos que incluso el último gran grupo de indie pop puede, de vez en cuando, ser encantadoramente imperfecto.

Mondo Grosso – 偽りのシンパシー (2018)

Mondo Grosso es Mondo Grosso. Gracias por preguntar. Voces femeninas reminiscentes del house de pasarela de los 00’s, ritmos latinos de los 50-60’s y un especial buen gusto para elegir sutiles arreglos contemporáneos ha sido siempre lo que ha definido al más vibrante proyecto secundario de Shinichi Osawa. Y eso no ha cambiado. Ni tiene porqué hacerlo. A fin de cuentas, ¿no le escuchamos precisamente por eso?

Xabier Cortés

Matalobos – Until Time Has Lost All Meaning (2017)

El doom death se convierte en algo mágico cuando encuentra ese perfecto equilibrio entre la melancolía y la agresividad. Melancolía sin caer en las pantanosas aguas de lo goth (casi) y agresividad sin convertirse en una tormenta de riffs calcados ni batería estratosférica. Matalobos consigue en Until Time Has Lost All Meaning hacer suyo ese equilibrio y, sin esconder sus referencias —hola, My Dying Bride y Swallow The Sun— completa un mini álbum de tres composiciones que hereda ese sonido y construye unos cimientos para lo que puede ser un proyecto sólido al que seguir la pista de cerca.

Hooded Menace – Ossuarium Silhouettes Unhallowed (2018)

Doom death metal con un intenso aroma funeral y la gordura y el espesor del sludge. Este Ossuarium Silhouettes Unhallowed de los finlandeses Hooded Menace han parido el que de momento es uno de los discos favoritos de lo que llevamos de año —dentro de la liga metálica— del que suscribe estas líneas. Partes doom lentas y arrastradas que encuentran su contrapunto en momentos heredados de la mismísima escuela death metal de los noventa. Una absoluta delicia sonora que nos hará zozobrar entre el gesto melancólico y el headbanging intenso para desgracia de nuestras cervicales y alegría de los fisioterapeutas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: