Taxidermias Concretas Vol.39

por Álvaro Mortem

Álvaro Arbonés

Radwimps – Mountain Top/Shape of Miracle (2018)

Radwimps viven un momento dulce. Tras hacer la banda sonora de Your Name. y que su líder, Yojiro Noda, salga en la nueva película de Wes Anderson, The Isle of Dogs, han pasado a ser conocidos también fuera de Japón. Y parecen querer aprovechar la oportunidad. Cantando en un perfecto inglés, Mountain Top / Sape of Miracle nos regalan su habitual rock depurado y juvenil, de letras almibaradas y arreglos orquestales prodigiosos. Es decir, exactamente lo que nos cabía esperar de Radwimps, ahora en inglés. Porque ya no sólo debe temblar Japón: puede que por fin la isla se les haya quedado pequeña.

3TEETH/Ho99o9 – Lights Out (2018)

El industrial es un género que nunca se agota. Lights Out de 3TEETH y Ho99o9 es un buen ejemplo de ello. Con texturas metálicas y un tono oscuro, acompañado de la clásica distorsión trash de guitarra y los guturales medios esperables en el género, su acercamiento hacia el industrial es tan ortodoxo como efectivo: podrían haber publicado este single en los 90’s y sería igual de llamativo que ahora. Salvo que entonces hubiera tenido más repercusión mediática. A fin de cuentas, los tiempos cambian, aunque el industrial permanezca.

Xabier Cortés

Kaoteon – Damnatio Memoriae (2018)

Tenemos enfrente uno de esos álbumes que sin inventar nada nuevo consigue enganchar desde el primer segundo con su meticuloso y preciso metal extremo a medio camino entre el black y el death. Kaoteon atesora una insultante capacidad para moverse entre riffs melódicos y blastbeats desenfrenados, este dúo libanés —en su exilio holandés por unas acusaciones de satanismo; sí seguimos estando en el siglo XXI aunque no lo parezca— se acompañan de Fredrik Widigs (batería en Marduk) y la maravillosa técnica de Linus Klausenitzer (Obscura) en el bajo para completar en este Damnatio Memoriae un magnífico trabajo de metal extremo.

Gojira – The Link (2003)

Con Gojira (me) ocurre algo curioso: los momentos en los que abrazan su característico death progresivo con matices thrash me parecen brillantes, pero esos momentos (los más, me temo) en los que se dejan llevar en una deriva groove metal me aburren hasta el hastío. The Link es quizás el trabajo que menos se deja seducir por los manidos y predecibles sonidos groove —aunque los haya—, para abrazar su thrash death técnico. Técnico sin caer en el pajerismo. Composiciones como Rememberence con ese sonido sucio, pero técnicamente preciso y reverberante. Incluso cuando se ponen más atmosféricos resultan (casi) brillantes, pero el groove es poderoso en ellos y parece que no les interesa explorar otros derroteros. Una lástima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: