Archive for ‘Crítica’

mayo 23, 2017

tricot – 3 (2017)

por Álvaro Mortem

Aceptemos un axioma doloroso: hacer pop es difícil. Conseguir que algo suene melódico, que interpele al público y que además no sea exactamente igual que todas las demás canciones pop, es un trabajo arduo. A fin de cuentas, hablamos de algo cuya belleza no puede ser intelectual, no puede radicar en reconocer lo complejo de sus escalas o lo innovador de su sonido, sino que debe sonar, objetivamente, bonito.

tricot nunca han tenido problemas al respecto. Con un math rock donde prima lo melódico sobre lo técnico, su sonido siempre ha tenido un aire catchy que les alejaban de otras propuestas igualmente próximas al pop, pero con un mayor énfasis en lo técnico, como pueden ser toe. Pero nada de eso no significa que no tuvieran margen de mejora. O para ser exactos, de evolución. Porque si algo nos demuestran con 3 es que su sonido todavía tiene margen para crecer. Y no sólo en lo que corresponde al ámbito de lo pop.

read more »

Etiquetas: , , ,
mayo 19, 2017

Anathema – The Optimist (2017)

por Xabier Cortés

Cuando te has convertido en uno de los pilares (uno de los tres concretamente) que sostienen los fundamentes del doom death con tintes góticos. Cuando has conseguido avanzar y seguir explorando hasta convertir tu sonido en un elegante rock progresivo/atmosférico a caballo entre lo épico y lo intimista. Cuando ya has alcanzado todo eso, decides seguir hacia adelante y continuar explorando los límites de tu sonido para comprobar hasta dónde eres capaz de expandir tus propios límites. Que Anathema es uno de los proyectos más significativos de las últimas dos décadas es una afirmación con la que nadie en su sano juicio puede estar en contra, salvo la caterva metalera habitual, pero ya sabemos en qué se basan sus sesudos argumentos así que lo mejor será hacer lo de siempre: ignorarles y dejarles envueltos en su metalerada machuna hasta que mueran ahogados en su propia bilis.

read more »

mayo 17, 2017

Zeal & Ardor – Devil is Fine (2017)

por Álvaro Mortem

Como música de vanguardia, el black metal está desaprovechado. Detrás de toda su crudeza, hay un género que, como base para fusiones e interpretaciones sui generis, resulta excelente. Por eso resulta ridículo lo poco aprovechado que está en ciertos campos temáticos. Pues si su principal campo de batalla es el atmosférico, el ruidista y el satánico, ¿por qué no explorar esos mismos campos desde otras ópticas?

Eso debían pensar Zeal & Ardor. Mezclando black metal con gospel, cantándole al diablo como le cantarían a dios, consiguen en Devil is Fine un debut no sólo sorprendente, sino musicalmente arriesgado.

Porque el gospel es al final lo menos delicado de su mezcla. Fusionando black metal primitivo con espirituales de un modo que se siente completamente natural, lo difícil llega cuando, rompiendo el ritmo natural del disco, van introduciendo bruscas variaciones temáticas dentro de ese sonido básico que establecen como guía en la asombrosa canción homónima que abre Devil Is Fine.

read more »

mayo 12, 2017

Planning For Burial – Below The House (2017)

por Xabier Cortés

Cuando todo lo que se sale de la norma —cualquiera que esa norma sea— es tildado de experimental por los medios especializados, esos del clickbait y secciones de cultura comentando el último tropezón aka ejercicio marketingiano de la estrella pop del momento, es que algo no marcha bien. A base de etiquetar sin criterio ni vergüenza se ha conseguido devaluar un movimiento, por otra parte, absolutamente imprescindible para cualquier escena —ugh, esa palabra otra vez— artística que se quiera considerar relevante. Planning For Burial, Thom Wasluck para conocidos y allegados, exuda ese feeling experimental, ese ansia inquebrantable por querer alcanzar los límites y ver qué hay tras ellos si es que existe algo más allá. Con su acercamiento a medio camino entre el drone-doom-noise y con la vista siempre clavada en sus zapatos recoge en este Below The House una de las obras más relevantes o, por lo menos, a tener en cuenta en este año 2017.

read more »

mayo 10, 2017

Ryuichi Sakamoto – async (2017)

por Álvaro Mortem

Ryuichi Sakamoto siempre está presente. Incluso cuando no lo está. Como músico, es probablemente uno de los más influyentes de nuestro tiempo: ya sea por la revolución que supuso Yellow Magic Orchestra, por ser uno de los pocos pianistas clásicos que se han abierto espacio en el mainstream o por sus colaboraciones con lo más granado de los músicos contemporáneos, su importancia es incontestable. De ahí que siempre esté presente. Incluso cuando se retira, toma un segundo plano, se le puede escuchar en las composiciones de otros.

Pero la presencia del fantasma no es la misma que la del artista. Y Sakamoto ha estado ausente durante ocho años.

read more »

Etiquetas: , ,
mayo 4, 2017

Ayreon – The Source (2017)

por Xabier Cortés

¿Qué resulta más molesto: el prog (masturbamástiles) o el fandom del prog (mastubramástiles)? No me entiendan mal, el prog es necesario lo mismo que la destreza técnica (en cierta medida). Porque el prog busca —o por lo menos buscaba, todo resulta confuso en este final de década— expandir esos límites impuestos: llevarlos más allá —algo que también hace el metal extremo— pero desde una actitud más técnica, menos agresiva: estructuras marcianas, instrumentaciones locas y composiciones de otro planeta. Lo que ya no resulta indispensable es esa colección de desbarros técnicos a la velocidad de la luz para mayor loa del músico y de su inquebrantable fanbase. Composiciones eternas-aburridas-bostezolargo —te miro a ti, Dream Theater— cuyo único objetivo para ser el lucimiento de cada uno de los músicos con su calculada parcela para su solo de rigor que no hace más que convertir un álbum en una progresión (no pun intended) tediosa de ramalazos técnicos sin chicha ni poso. Ahora bien, afortunadamente para nosotros, existe todavía una parcela para ese prog interesante, grandilocuente, con eminente espíritu explorador y, sobre todo, con ganas de contar historias. Arjen Anthony Lucassen y su orquesta espacial ambulante Ayreon continúa explorando su sendero prog particular a través de un nuevo episodio de su enorme universo, The Source.

read more »

mayo 2, 2017

Gorillaz – Humanz (2017)

por Álvaro Mortem

Hasta la nostalgia tiene sus límites. Cuando ya se ha saqueado todo lo saqueable de los ochenta, cuando ya no quedan nada sino ruinas, cabe o ser original o robar incluso lo que ya era bochornoso en otra época. Por supuesto, el mainstream, en toda su coherencia, se ha decantado por lo segundo: aprovechar hasta las heces más inmundas de su presa favorita.

Eso significa que vuelven las playlist. Esas recopilaciones de canciones sin orden ni concierto donde, un fan bienintencionado, pretende descubrirnos música tó guapa a través de una selección mazo chula. ¿Y la coherencia? Ni está ni se le espera. Y si bien Drake ha sido el que ha abierto la veda de forma abierta con el insustancial More Life —que, en términos de ventas, ha funcionado peor que el excepcional Damn. de Kendrick Lamar—, Gorillaz han sido los que han recogido el guante para hacer con Humanz algo diferente.

O al menos, fingir que intentan hacerlo.

read more »

Etiquetas: , ,
abril 27, 2017

Phonotek – Red Moon (2017)

por Xabier Cortés

¿Qué buscamos en el dark ambient cuando lo invocamos? ¿Qué mecanismos necesitamos activar cuando él, el dark ambient, se manifiesta ante nosotros? Dejemos de lado y olvidémonos del manido y ridículo claim marketingiano que lo describe como la supuesta banda sonora del infierno/pesadilla/bla bla bla. No. El dark ambient tiene como objetivo saltarse nuestros mecanismos de defensa. Punto. Nos invita a fijarnos en esa parcela del cerebro escondida —y oscura, por supuesto— a la que no somos capaces de enfrentarnos. ¿Por qué se encuentra tan cómodo aquí? Porque no solamente apunta a ese rincón escondido de la psique humana; también se alimenta de ella. Los sonidos se retuercen adoptando formas desconocidas, se asimilan estímulos externos para explotarlos y convertirlos en eje y fundamente de un sonido denso, en ocasiones, ligero y cristalino, otras, pero siempre con un tono frío y distante de la experimentación. Porque es ahí, en la experimentación, donde reside el verdadero núcleo de las atmósferas tensas y paisajes nebulosos: en la obsesión por lo desconocido y el espíritu aventurero necesario para descubrirlo. Phonotek aprovecha su segunda referencia —bajo el paraguas de Cryo Chamber con todo lo (bueno) que eso conlleva—, Red Moon, para explorar, experimentar y, sobre todo, sugerirnos un dark ambient siempre denso, pausado y, como ya lo hacía en su anterior Lost In Fog, brillante.

read more »

abril 25, 2017

Jambinai – Différance (2012/2017)

por Álvaro Mortem

Existen artistas que desafían toda categorización. Hacen música tan personal, tan desconectada de la experiencia común, que pretender usar etiquetas con ellos resulta absurdo. Si es que no insultante. A fin de cuentas, ¿es posible definir aquello que va más allá de todo lo que conocemos?

Lo anterior puede sonar pretencioso. Incluso absurdo. Pero es normal ponerse filosóficos para hablar de Jambinai

Mezclando folk coreano con la parte más salvaje del post-rock, heredada de las mismas licencias ruidistas de grupos como Mono, todas sus canciones parecen invitaciones a la melancolía, la meditación o la introspección. Si es que no todo ello al mismo tiempo. Pero la cosa no acaba ahí. No cuando el nombre de su primer disco, publicado en 2012 pero reeditado este mismo año, invita a la reflexión filosófica.

read more »

Etiquetas: , ,
abril 20, 2017

Dodecahedron – Kwintessens (Through Bodies Measureless to Man) (2017)

por Xabier Cortés

Cualquier movimiento artístico extremo que se quiera reconocer completo debe saber que no lo es únicamente por abonarse a la violencia estética — también sonora como ocurre en el black metal— o conceptual; debe perseguir un objetivo que vaya más allá de buscar la reacción por la provocación: necesita rodearse de un espíritu vanguardista y de un genuino deseo por expandir los límites del género. Desde luego que es importante que existan proyectos que continúen horadando y rebañando los bajos fondos desde los que ha crecido el movimiento: actos imprescindibles para asentar esos cimientos y, como si de una simple —pero absolutamente necesaria— labor de pura archivística se tratara, definir los conceptos que vertebran a, en este caso que nos ocupa, un género como el black metal. Lo que sin duda es necesario para que este movimiento avance y continúe con su labor, es alcanzar-para-después-redefinir sus propios límites: retorcerlos, destruirlos, volverlos a construir, rehacerlos a voluntad y exprimirlos, siempre, eso sí, manteniendo intactos —aunque se adopten formas sutiles y no siempre a la vista— los conceptos y las estructuras arquetípicas del género. ¿Por qué resulta igual de  vital y urgente para una escena —ugh, esa palabra— reivindicar sus raíces como exprimir sus límites? Para que existan proyectos como Dodecahedron y aparezcan discos como este Kwintessens (Through Bodies Measureless to Man).

read more »