Archive for ‘Drive-In’

abril 6, 2015

Ennio Morricone – Invito Allo Sport (1978)

por Álvaro Mortem

Ennio Morricone - Invito Allo Sport (1978)
Aunque pueda resultar contraintuitivo, entre deporte y música existen muchos puntos de contacto. Ya sea su búsqueda constante de lo emocional —hasta apelar al instinto, ya que remueven algo dentro de nosotros que va más allá del placer intelectual para situarse en una dimensión más orgánica, más inmediata—, su orden físico sin el cual no existirían o que exista cierta épica connatural a sus actos, música y deporte han ido siempre de la mano, siguiendo cada uno su camino pero nunca olvidando lo bien que armonizan cuando son puestos en común. Bailan en el mismo espacio sin llegarse a tocarse nunca, seduciéndose desde la distancia de quienes se saben casi hermanos a pesar de habitar dimensiones separadas.

read more »

Anuncios
abril 12, 2012

Arthur B. Rubinstein – Blue Thunder (1983)

por Mario Cotos Franck

LA PELÍCULA: John Badham, uno de los mejores artesanos del cine industrial de los 70-80, será siempre más conocido por haber dirigido “Saturday Night Fever” que por su subestimada adaptación de “Dracula” o este “Blue Thunder”, un thriller conspiranoico de acción que se distinguía por el superhelicóptero del título. Por aquel entonces era práctica habitual tener como reclamo comercial la figura del vehículo hi-tech, en realidad una mera explotación del atractivo que siempre han suscitado los ingenios tecnológicos, recurso al que la serie James Bond acudió en no pocas ocasiones. Pero “Blue Thunder” no confiaba su potencial en la fascinación por la tecnología, sino que precisamente cuestionaba su uso por parte de poderes en la sombra. El gran Roy Scheider era Frank Murphy, el honrado policía con problemas psicológicos que destapaba la conspiración tras el helicóptero, un imponente prototipo militar supuestamente enfocado a la vigilancia urbana. “No queremos otro Munich”, le justifica a Murphy uno de los agentes del Gobierno encargados de la supervisión del testeo del aparato, refiriéndose a las entonces cercanas Olimpiadas de Los Angeles. Contraposición hombre/máquina que también vertebraría el score de Arthur B. Rubinstein, referente inconfeso a cómo se trabaja hoy en día el maridaje entre sinfónica y electrónica en el score cinematrográfico.

read more »