Archive for ‘Opinión’

noviembre 21, 2014

Adormilados en un imperio falso

por Mario Cotos Franck

a647de3d

Son de Ohio pero podrían ser de New Jersey y haberse llamado The Universal. Porque pese a haberse convertido en unos inevitables de las revistas de tendencias tras la revelación que supuso Boxer, The National no tiene un discurso localizado en lo geográfico, por mucho que a menudo lluevan referencias a calles y ciudades en sus canciones. Antes de nada vamos a ahorrarnos emplear las palabras Leonard, Cohen y barítono para hablar de ellos; eso se lo dejamos a los oyentes más sumisos y manipulables. Yo venía a hablar principalmente de Matt Berninger, de su universo literario y su importancia (extra)musical.

read more »

Anuncios
octubre 14, 2013

Tránsitos hacia el vacío. O como Fabio Lione se encontró en el eurobeat

por Álvaro Mortem

img-1010554-fabio-lioneEn el metal existe una cierta idea de hermetismo que, si bien es plato común dentro del ámbito del rock —desde los rockers contra los mods hasta la oposición binaria rockpop o, actualmente, electrónica, parece existir un cierto purismo desquiciado que ha teñido siempre su existencia—, se ve exacerbada hasta el punto de denegar todo aquello que no sea parte del mismo. Todo lo que no sea metal, no vale. Por extensión, todo aquel que se sale de las pacíficas tierras de la pesadez rítmica es condenado a vagar en solitario ya que es un traidor de la patria, vendido para ir a pastos sino más verdes, al menos sí menos contaminados de la boñiga de sus compatriotas.

read more »

octubre 31, 2012

This is Halloween. O como vivir una noche de terror inspirada por la demencia musical

por Álvaro Mortem

Ya que hoy será la noche de Halloween nos hemos permitido en el blog hacer un mínimo especial donde recomendar a nuestros seguidores tres discos cada uno para que así, puedan disfrutar del terror que aquí se encuentra: pasen y vean, si se atreven.

Halloween según Dulcemorgue

¿Se te ocurre mejor plan para una noche tétrica como la de hoy que zambullirte en un disco repleto de historias sobre monstruos sobrenaturales? ¿Prefieres adentrarte en un sórdido cabaret nocturno en el que el suave terciopelo se mezcla con licores de altísima graduación y mujeres fatales? Quizás lo que necesites es un sobresalto zombie y experimentar en tus propias carnes el primitivo sentimiento de supervivencia. Adelante, hay sitio ahí al fondo, no te asustes, esto es Halloween.

Notre Dame – Demi Monde Bizarros (2004)

¿Estáis dispuestos a atravesar la delicada y suave cortina de terciopelo rojo que separa el mundo real del mundo de depravación, mujeres venenosas, cómics, vampiros y oscuridad al que nos invita Snowy Shaw, Vampirella y su circo de los horrores particular? Una vez cruzas el umbral del enfermizo cabaret de Notre Dame nada volverá a ser igual, voluptuosas vampiresas te agasajarán con brebajes turbios y lascivas miradas, los efluvios alcohólicos y los aromas opiáceos te rodean y te poseen mientras mientras diriges tu mirada al escenario donde un espectáculo de carne, sangre y dominación esta torturando los sentidos de los incautos asistentes que inocentemente aceptaron la invitación a este cabaret de los horrores. Sonidos contundentes con especial relevancia en el base rítmica, un trabajo vocal soberbio a cargo del propio Snowy -cuyo talento se destapa en este trabajo más que en ninguna otra referencia editada por Notre Dame-, este proyecto sueco desnuda aquí si absoluta admiración por el shock rock de Alice Cooper y la grandilocuencia de unos Kiss acelerados. Notre Dame y este Demi Monde Bizarros resultas ser una compañía perfecta para repartir caramelos envenenados en la noche de Halloween mientras disfrutamos de una cantidad obscena de bloody marys rodeados de peligrosas compañías femeninas.

read more »

junio 25, 2012

That’s not my name. El debate nominalista en el ámbito musical.

por Álvaro Mortem

Aunque en España tengamos el dudoso honor de que a nuestro señor presidente le parezca que los debate nominalistas sólo son válidos cuando se trata de prohibir que dos personas del mismo sexo hagan lo mismo que pueden hacer dos personas de sexo diferente, hay cierta necesidad de abordar ciertos debates nominalistas por como nos afectan de una forma directa. El principal debate nominalista que posee dentro de sí el ámbito puramente musical es uno que, por otra parte, redunda en la más absoluta de las obviedades: ¿cuando un grupo determinado deja de ser tal grupo para convertirse en otro? Vayamos a un ejemplo específico, cuando muere Ian Curtis el resto del grupo decide seguir tocando. pero sin embargo abandonan el nombre de Joy Division para pasar a denominarse con el mucho menos sugestivo nombre de New Order, ¿por qué? Porque de hecho creen que Ian Curtis es el alfa y el omega del espíritu que atraviesa la música de Joy Division y, seguir manteniendo ese nombre, sería mancillar la historia que han creado con él. Es por ello que podríamos reformular la pregunta de otro modo, ¿cuando es legítimo que un grupo siga llamándose igual cuando algo ha cambiado, de forma más o menos radical, en su seno?

read more »

junio 19, 2012

Anton Newcombe: Jesucristo 2.

por Manel Mourning

Quienes conocen de cerca a Anton Newcombe afirman que es una bellísima persona, incluso cuando la droga le superaba en número y sus excentricidades le suponían una barrera totalmente infranqueable para relacionarse con el mundo real que tenía a varios metros por debajo de sus pies. Otras fuentes más cercanas a su ámbito laboral y profesional, despojado ya de toda su aura divina y su misticismo astral, son incapaces de nombrar un solo aspecto positivo de su relación con el líder natural de Brian Jonestown Massacre. Desplantes de última hora, malas contestaciones, exigencias imposibles y absurdas o manías que imposibilitan cualquier tipo de mínimo vínculo necesario para llevar algo a buen puerto sin tener que batallar con ese halo de estrella del rock definitiva que convierte a Newcombe y a cualquier concierto de su banda en la utopia inalcanzable de espectáculo plácido y sin quebraderos de cabeza. El mundo puede transformarse en un sitio muy hostil cuando vas hasta las cejas y la situación exige esmero.

read more »

abril 13, 2012

No escuchéis música, o la vida os infectará

por Álvaro Mortem

Escuchar música no sirve para nada. Puedes creer que hacerlo te hará más feliz, más culto o más inteligente, pero no es cierto. O quizás creas que si escuchas la música que le gusta a tu persona amada, esa cuya sonrisa divaga entre las entretelas de tu cabeza a cada instante, le interesarás, pero es mentira. La única verdad es que te hará un esnob incomprendido que vagará entre las ciudades ruidosas incapaz de concentrarse ante la marabunta de estúpidos sonidos que se emiten en ella; ya no conocerás el placer del silencio, uno metafórico e inexistente que sólo conocen aquellos que no han aprendido a escuchar. Te darás cuenta que esa persona sólo escucha algo que consideras inefable -es la única explicación coherente para el éxito de Bloc Party: el crítico medio quería estar entre los muslos de la modernita de flequillo vivaz que le denegaba la mirada- y que no te puede gustar, que necesitas alguien mejor, que mereces algo mejor. Descubrirás que el mundo está lleno de ruido que no puedes descodificar, que todo es demasiado sucio como para que sea tolerable: la música te hará observar el mundo -pues cuando uno empieza a usar un sentido, los demás se auto-invitan a la fiesta- , y eso es insoportable.

read more »

marzo 29, 2012

Ashes to ashes, vinyl to vinyl

por Mario Cotos Franck

La primera película -son pocas y contadas- que husmeaba en las miserias de la industria discográfica tiene casi cuarenta años pero se mantiene perfectamente vigente, sin duda gracias a su (per)versión del mito de Fausto, aquí un inocente y talentoso compositor (Leach) enfrentado/sometido a una suerte de Dorian Gray diabólico (Swan) que se mantiene joven y rico robándole el alma a los artistas para producir a intérpretes insustanciales y esperpénticos como el Beef al que encarnara Gerrit Graham. La conclusión del film, patética y romántica, mostraba a sus protagonistas como fuerzas codependientes e igualmente malditas; Swan es un magnate del disco por obra del Diablo, Leach sólo conocerá el éxito sacrificando su existencia y lo vivirá a través de esos intérpretes, desde las sombras de The Paradise.

read more »

marzo 22, 2012

El espejismo electrónico

por Mario Cotos Franck

¿Puede llamarse electrónica incluso si no hallamos ni rastro de sintetizadores? ¿Es necesaria esta pregunta? Desgraciadamente sí. Limitarse a catalogar como (música) electrónica aquélla que tiene en el synth su rasgo predominante y/o definitorio peca de maniqueísta y conservador, y así se revelan incluso muchos creadores. Y no hablo de hace treinta y pico años, cuando las texturas sintéticas resultaban exóticas e inauditas. Hablo de ahora, cuando las fronteras genéricas han llegado a tal ductilidad que casi parecen razonar de forma autónoma, cuando catalogar la música -como ente, como expresión- tiene más de ridículo que de esclarecedor. Se tiende a elogiar la fidelidad a un género con la misma inercia con la que se venera el experimento, aunque éste carezca de fundamento y no alcance ningún destino memorable. Pero al final del día, un músico no se plantea el género. Se plantea colores, formas, texturas, energías y estructuras con el fin de transcribir lo que siente y considera necesitado de un vocal. La validez y vigencia de las etiquetas musicales es intermitente y finalmente caprichosa, porque termina siendo utilizada desde la inconsciencia, por el oyente, sin más pretensión que sentirse cómodo topografiando un terreno que el propio músico rara vez se plantea. Salvo cuando éste se propone vender una (pen)última frontera.

read more »

marzo 15, 2012

The Grand Parade Of Lifeless Packaging

por Mario Cotos Franck

1974: Las dos historias -la de su gestación y la que relata- de The Lamb Lies Down On Broadway son igual de accidentadas, aunque poco o nada se espejan. Una -la de Aquí- prosaica y azarosa hasta agravar las tensiones creativas y egoístas. La otra -la de Ahí- tortuosa, alucinante y finalmente catártica. Los talentos actorales de Peter Gabriel -quien impuso su historia-concepto a la banda, empeñada en adaptar “El Principito”- llevaban tiempo acaparando el grueso de la atención, provocando la comprensible incomodidad del resto. Gabriel apenas participó en la composición musical; su presencia física durante el proceso creativo fue intermitente, y su actitud, hierática. Se habló incluso de una película basada en el disco, que habría dirigido William Friedkin. El rock sinfónico y sus excesos, que no tardarían en heredar las estrellas del heavy metal. Sí, los instrumentales también, por eso éste no resulta un disco fácil al acomodado oyente-tipo contemporáneo. Melodías como espirales, sutiles genialidades técnicas, un espectro genérico rayano en lo esquizofrénico y un aire de grandeza que tristemente ha quedado en desuso.

read more »

marzo 1, 2012

El sinte nuevo del emperador y otros cuentos de terror.

por Manel Mourning

Los sintetizadores son una cosa buena, una cosa sana, pero hay que controlarlos a ellos y evitar que ellos te controlen a ti. Como la droga o como la Fuerza. Recuerdo como abracé con cariño y nostalgia de un pasado no vivido la resurrección del Shoegaze hace algo más de cinco años y acabe tirándome de los pelos ante la avalancha de bandas de todos los rincones del mundo, desde Estonia a Venezuela, que aparecían en Shoegazeralive bajo etiquetas tan inverosímiles como “Shoegazer european style”, “Shoegazer new generation”, “New noisepoppers” o “Shoegazer metal”.

read more »