Archive for ‘Sound & Vision’

noviembre 24, 2014

Tangerine Dream – Thief OST (1981)

por Álvaro Mortem

Tangerine Dream - Thief OST (1981)Todo acto tiene su propia banda sonora. En tanto el sonido nos acompaña en cada instante, incluso en lo más profundo del silencio absoluto —porque todavía oiríamos los latidos de nuestro corazón, la sangre fluyendo a través de nuestras venas—, pretender que es posible recrear la realidad obviando el sonido es una quimera carente de sentido; todo acto va acompañado de gestos sonoros que lo determinan y enfatizan, dotándolo de una entidad del que carecerían si no apelaran también a nuestro oído. Cuantos más sentidos involucremos en un acto, más real se nos antojará. Escuchar aquello que percibimos a través de la vista no es un capricho a la contra de nuestra predominancia cognitiva, visual por encima del resto, sino un acto necesario para percibir la totalidad del mundo fenoménico que nos envuelve y nos rodea.

read more »

Anuncios
abril 30, 2014

Aaron Embry – Yukoku OST (2009)

por Álvaro Mortem

a1174062577_10Si se habla poco o nada de las bandas sonoras de películas dentro del ámbito de la crítica musical, es por la dificultad intrínseca que tienen como objetos musicales mestizos: si bien sus cualidades son musicales, han sido concebidas como herramientas para enfatizar un discurso visual. La necesidad de contextualizar lo musical en lo visual requiere abordar el tema fílmico en cierta profundidad, lo cual puede hacer enojoso la labor del crítico no especializado. Salvo porque no debe hacer nada excepcional. La labor del buen crítico debería ser desgranar la narrativa interna, lo que intenta transmitir el autor, y por tanto en nada cambia a qué vayan asociadas las notas; si imágenes, ideas o sentimientos, todo aquel que biopsia una obra debería ser capaz de hacerlo en relación con lo que significa.

read more »

abril 12, 2012

Arthur B. Rubinstein – Blue Thunder (1983)

por Mario Cotos Franck

LA PELÍCULA: John Badham, uno de los mejores artesanos del cine industrial de los 70-80, será siempre más conocido por haber dirigido “Saturday Night Fever” que por su subestimada adaptación de “Dracula” o este “Blue Thunder”, un thriller conspiranoico de acción que se distinguía por el superhelicóptero del título. Por aquel entonces era práctica habitual tener como reclamo comercial la figura del vehículo hi-tech, en realidad una mera explotación del atractivo que siempre han suscitado los ingenios tecnológicos, recurso al que la serie James Bond acudió en no pocas ocasiones. Pero “Blue Thunder” no confiaba su potencial en la fascinación por la tecnología, sino que precisamente cuestionaba su uso por parte de poderes en la sombra. El gran Roy Scheider era Frank Murphy, el honrado policía con problemas psicológicos que destapaba la conspiración tras el helicóptero, un imponente prototipo militar supuestamente enfocado a la vigilancia urbana. “No queremos otro Munich”, le justifica a Murphy uno de los agentes del Gobierno encargados de la supervisión del testeo del aparato, refiriéndose a las entonces cercanas Olimpiadas de Los Angeles. Contraposición hombre/máquina que también vertebraría el score de Arthur B. Rubinstein, referente inconfeso a cómo se trabaja hoy en día el maridaje entre sinfónica y electrónica en el score cinematrográfico.

read more »

marzo 29, 2012

Ashes to ashes, vinyl to vinyl

por Mario Cotos Franck

La primera película -son pocas y contadas- que husmeaba en las miserias de la industria discográfica tiene casi cuarenta años pero se mantiene perfectamente vigente, sin duda gracias a su (per)versión del mito de Fausto, aquí un inocente y talentoso compositor (Leach) enfrentado/sometido a una suerte de Dorian Gray diabólico (Swan) que se mantiene joven y rico robándole el alma a los artistas para producir a intérpretes insustanciales y esperpénticos como el Beef al que encarnara Gerrit Graham. La conclusión del film, patética y romántica, mostraba a sus protagonistas como fuerzas codependientes e igualmente malditas; Swan es un magnate del disco por obra del Diablo, Leach sólo conocerá el éxito sacrificando su existencia y lo vivirá a través de esos intérpretes, desde las sombras de The Paradise.

read more »

marzo 26, 2012

Hal Hartley – Possible Music: From The Films [ETC] Of Hal Hartley (2004)

por Mario Cotos Franck

La de Hal Hartley, cosas del compromiso artístico, es una carrera extraña y accidentada. Padre -involuntariamente- putativo de muchas de esas peliculillas indie de tono autista, gozó en su día de cierto culto, uno fugaz y caprichoso en vista de la poca atención que recibe hoy en día. No quiso entregarse a Hollywood, ni se adaptó a ninguna corriente, tampoco alteró nunca su estilo. Ahora financia sus películas a través de la red, no confía en la industria y tampoco ha mostrado nunca deseos de formar parte de ella. Por eso Hartley es un tipo extraño, en el mejor de los sentidos, por su lealtad.

read more »

enero 26, 2012

El Demonio Existe y Sabe Cómo Me Llamo

por Studio Suicide

The Devil and Daniel Johnston (2005), nos cuenta la vida, obra y miserias de Daniel Johnston, cantautor norteamericano underground, artista y enfermo mental. Más que un biopic o un documental, el autor nos remite a Tom Wolfe y su “Nuevo Periodismo”, pero bien podría ser esa gran novela americana del siglo XX que nadie nos ha querido contar, la historia de un trastorno bipolar en los ochenta, fácil reflejo de una sociedad asfixiante, donde genios y mass murderers comparten academias militares y trabajos precarios limpiando McDonalds. Jeff Feuerzeig se encuentra, al igual que Herzog en Grizzly Man, con un documental ya hecho que estremece por su cercanía. Lo que vemos nos resulta morbosamente cruel porque se alimenta del peor material posible: miedos, frustraciones, pérdidas y ausencias; experiencias profundamente humanas, familiares por lo incómodo.

read more »