Posts tagged ‘1998’

febrero 20, 2018

Coaltar of the Deepers – Submerge (1998)

por Álvaro Mortem

Todo artista aspira siempre a la originalidad. Originalidad entendida no como hacer algo nuevo, sino hacer algo que pueda considerarse su marca de estilo. Un sonido, un color o una forma que pueda considerar suyo. Que siempre que alguien lo imite, remita automáticamente a él. Y si bien todos lo intentan, sólo unos pocos lo consiguen.

read more »

Anuncios
febrero 9, 2015

Pizzicato Five – Playboy & Playgirl (1998)

por Álvaro Mortem

Pizzicato Five - Playboy & Playgirl (1998)¿Cuál es la primera cosa en la que piensas por las mañanas? La pregunta no es caprichosa porque, enredados entre sábanas y con todo el día por delante, estamos en la situación perfecta para dejarnos llevar por la introspección. O por la depresión, si no queremos andarnos con medias tintas. No importa lo que pensemos, incluso que nos refugiemos en la ausencia de pensamiento —aunque sea una quimera, retrasar lo inevitable haciéndolo cada vez más monstruoso—, porque en algún momento tendremos que salir de la cama y enfrentarnos al mundo. El mundo interior, aquel que atesoramos en la almohada, parece no tener lugar en los gestos cotidianos de lo real, salvo porque es imposible vivir sin pensar en la adecuación de cada uno de nuestros actos.

read more »

enero 26, 2015

Placebo – Without You I’m Nothing (1998)

por Álvaro Mortem

Placebo - Without You I'm NothingAhogarse en tierra firme es la sensación más angustiosa que existe. Saber que no existe razón alguna para lo que está ocurriendo, haber sido arrojado más allá del sentido práctico de las cosas, para encontrarse sufriendo un destino tan inevitable como angustiante por lo que tiene de imposibilidad lógica. Morir por algo que no podía ocurrir. Esa sensación no es sólo un gesto físico, sino también existencial: cuando no ocurre algo que dábamos por seguro o cuando nos traiciona alguien que considerábamos nunca lo haría, entonces nos estamos ahogando en tierra firme. Cuando perdemos pie, cuando se nos hace imposible aprehender los acontecimientos, entonces conocemos el auténtico terror tras la pérdida. Entonces conocemos el terror existencial.

read more »

septiembre 15, 2014

Joachim Witt – Bayreuth Eins (1998)

por Álvaro Mortem

Joachim Witt - Bayreuth Eins (1998)«Reinventarse o morir» —repiten con entusiasmo aquellos que rara vez se reinventan por haber nacido muertos. Cuando se tiene cierto carácter personal, la idea de reinventarse suena incluso ridícula: ya se es en potencialidad todo lo que se puede llegar a ser, convirtiendo en un gesto vacío toda posibilidad de reinvención. Al menos si lo entendemos en su más limitada acepción. Si aceptamos el concepto «reinvención» como adaptar la personalidad para dar cabida en ella a los nuevos principios que rigen la evolución cultural, entonces es cuando hablaremos de un gesto valioso por sí mismo; reinventarse sólo es útil cuando no se inventa una personalidad nueva, cuando se evoluciona desde una base personal ya constituida. Reinventarse es morir cuando requiere olvidar aquello que fuimos.

read more »

julio 9, 2014

Marilyn Manson – Mechanical Animals (1998)

por Álvaro Mortem

Marilyn Manson - Mechanical Animals (1998)Existen trabajos, por definición, inabarcables en sí mismos. Cualquier intento de partir de un hilo para llegar hasta un punto específico nos hace saltar entre decenas de hilos, puntadas y retales que nos conducen hacia una totalidad mucho más compleja, rica y profunda de lo que jamás pudimos haber soñado; existen obras que, partiendo de los límites de un concepto, consiguen configurar su propio horizonte de acontecimientos. De esas obras es de las que debemos hablar, porque son las obras que trascienden su propia limitación temporal. Toda obra de arte real es aquella que habla a la comunidad del futuro no porque no dialogue con el presente, sino porque siempre quedan nuevos ecos por descifrar en ella.

read more »

febrero 17, 2014

zilch – 3・2・1 (1998)

por Álvaro Mortem

zilch - 3・2・1 (1998)Raros son los trasvases musicales entre Japón y occidente. Aunque ésto pueda parecer natural, cosa lógica en tanto culturalmente media un abismo entre ambos mundos, la realidad es que sólo en lo musical se ha interiorizado como tal que lo japonés sea algo aparte, si es que no ajeno, de los modos de la cultura occidental; gusta, pero de lejos. Esa distinción se agrava cuando esa función no se circunscribe en direcciones bivalentes, haciendo imposible el triunfo de lo occidental en las mentes niponas, demostrándonos una vez más hasta que punto la música está colonizada por el imperialismo anglosajón: los anglosajones no sólo exportan, sino que imponen, un criterio propio que invisibiliza, a corto/medio plazo, los avances culturales de nuestro tiempo.

read more »

diciembre 2, 2013

VAST – Visual Audio Sensory Theater (1998)

por Álvaro Mortem

31i2Canta, oh, diosa, la cólera del reznida, ¿quién? Quien no porque lo hayamos olvidado, que también, sino porque la cultura tiene una peculiaridad histórica: no suele recordar aquello que en su tiempo pudo ser importante, o poseer algún valor intrínseco, más allá de valor que tiene como punto de ruptura en su tiempo. Tener éxito en el presente no significa haber alcanzado la gloria futura. Ningún artista que no hable al futuro, a aquellos que aún están por venir, podrá sobrevivir a la dura prueba que el tiempo le impondrá como motivo de su existencia. ¿Y no significa eso que, a fin de cuentas, toda historia es siempre una historia de los vencedores y que, los vencidos, más que olvidados son simplemente ignorados?

read more »

septiembre 2, 2013

Cap’n Jazz – Analphabetapolothology (1998)

por Álvaro Mortem

Cap’n Jazz - Analphabetapolothology (1998)Si sumergirse en la pretensión de abordar las formas más comedidas de los hermanos Kinsella por separado ya roza lo absurdo, sumergirse en el titánico universo conjunto que crearon en forma de Cap’n Jazz es un acto que sólo podría calificarse de un modo: suicida. Quizás por eso pretender pararse a hablar de Analphabetapolothology requiere de plantear la posibilidad de su fracaso, de la imposibilidad de abordar de forma sistemática lo que sea que los Kinsella pretenden volcar en el mismo; su dificultad es inherente al acontecimiento de su propia genialidad. Es por eso que empezar con una advertencia no es una advertencia, sino una pretensión de dejar en negro sobre blanco la imposibilidad de hablar sobre ello. Para hablar sobre ello.

read more »