Posts tagged ‘1999’

abril 7, 2015

Limbonic Art – Ad Noctum-dynasty of death (1999)

por Xabier Cortés

Limbonic Art Ad NoctumDefendían los suecos Marduk en una entrevista que para ellos no existía mayor inspiración a la hora de componer dentro del espectro del metal extremo que la de imaginar setenta toneladas de acero apuntando a la cara, en clara referencia a su icónica portada de esa maravilla del black metal titulada «Panzer Divsion Marduk» y a su pasión, a veces rozando lo enfermizo, por esos monstruos mecánicos de acero y muerte. Dentro del black metal, siempre se han buscado referencias en los meandros lúgubres de la humanidad, en lugares fríos e inhumanos y en los recovecos inalcanzables para la razón humana por lo que esa referencia, esa imagen que mencionaba Marduk —un tanque apuntándonos directamente a la cara—, quizá sí sea adecuada para representar al black metal. Pero surge aquí una duda: teniendo en cuenta el carácter no-humano que siempre ha rodeado a la escena, ¿por qué no mirar más allá de lo terrenal y explorar nuevas vías? ¿Por qué no reflejar la brutalidad, lo inhóspito y lo misterioso del Universo como vía para conceptualizar el black metal? Limbonic Art decidió encaramarse a lo alto de esa atalaya del black metal que muchas veces parece enfangada en la tierra, para señalarnos que el Infierno está ahí arriba, en el Cosmos y en Ad Noctum- Dynasty Of Death siguen profundizando en su concepción personal del balck metal como un ente universal, más allá de medianías terrenales.

read more »

Anuncios
febrero 4, 2015

Placebo – Every You Every Me (1999)

por Álvaro Mortem

Placebo - Every You Every Me (1999)Nadie es soberano ante el tiempo. Aunque pretendamos ser siempre jóvenes, permanecer idénticos por fuera y por dentro, los años que van sumándose a nuestra experiencia nos van puliendo, convirtiéndonos en otras cosas que nunca pudiéramos haber imaginado. En lo esencial seguimos siendo los mismos —ya que las personas no cambian, evolucionan, porque de una semilla de manzano no puede germinar un abedul, por más que podamos podarlo para convertirlo en un bonsái—, pero ya no somos la misma persona. El tiempo no perdona, sepulta, y acompañado de las experiencias nos descubre nuevas formas de ser nosotros mismos, incluso algunas que nunca hubiéramos deseado conocer como posibles: el tiempo es letal no sólo porque nos conduzca hacia la nada, sino también porque nos mueve de nuestra zona de confort.

read more »

septiembre 9, 2013

Gackt – Mizérable (1999)

por Álvaro Mortem

Gackt - Mizérable (1999)Los prejuicios connaturales hacia las formas más esperpénticas derivadas del pop nos hacen desconfiar por sistema de grupos o artistas que, quizás de tener un público menos enfervecido por estrategias de marketing lamentables, en otras circunstancias podríamos haber tenido en consideración dignarnos a escucharlos. Eso, lejos de ser un defecto por parte del emisor, es siempre una falla por parte del receptor: indistinguir las maniobras comerciales de las compañías del talento artístico de un individuo es uno de los más comunes, y dolorosos, fallos del pensamiento crítico. Por eso se hace necesario abordar aquellos que más desapercibido han podido pasar, precisamente, por nunca haber pasado desapercibido.

read more »

mayo 27, 2013

Astrud – Mi Fracaso Personal (1999)

por Álvaro Mortem

Astrud - Mi Fracaso Personal (1999)Si tenemos un problema congénito en España es que incluso nuestros dichos populares ya especifican que es mejor no intentar hacerse un nombre dentro de los límites geográficos de nuestra crapulencia, pues nadie es profeta en su tierra —lo cual es obviamente falso: muchos son profetas en la suya, pero ningún español lo es en España—. Y en ese no parar a escuchar al vecino, desterramos al olvido la genialidad de la tierra. No es difícil entender que el prejuicio de que en este país no se hace nada decente, que no hay artistas, que no hay filósofos, que esencialmente no hay nada salvo árida estupidez, es un contrasentido; en El reino de la eñe, hay tantas tierras fértiles que es absurdo creerlas ausentes de todo posible fruto.

read more »

septiembre 26, 2012

Atari Teenage Riot – Revolution Action EP (1999)

por Álvaro Mortem

Para encontrar el sincronismo verdadero y profundamente estético, hay que tener en cuenta que el fenómeno de la producción artística —como dice Millet— es, en el sentido científico de la palabra, una auténtica operación de alquimia, una trasmutación. El artista absorbe y concatena las inquietudes sociales ambientes y las suyas propias individuales, no para devolverlas tal como las absorbió (que es lo que quería el mal crítico y lo que acontece en los artistas inferiores), sino para convertirlas dentro de su espíritu en otras esencias, distintas en la forma e idénticas en el fondo, a las materias primas absorbidas. Puede ocurrir como hemos dicho, que a primera vista no se reconozca en la estructura y movimiento emocional de la obra, la materia vital en bruto absorbida y de que está hecha la obra, como no se reconoce, a la simple vista, en el árbol los cuerpos químicos nutritivos extraídos de la tierra. Sin embargo, si se analiza profundamente la obra, se descubrirá necesariamente, en sus entrañas íntimas, conjuntamente con las peripecias personales de la vida del artista y a través de ellas, no sólo las corrientes circulantes de carácter social y económico, sino las mentales y religiosas de su época. Un análisis químico de la sustancia vegetal constataría, así mismo, un parecido fenómeno biológico en el árbol.

read more »

abril 6, 2012

Yoshinori Sunahara – The Sound of ’70s (1999)

por Álvaro Mortem

La característica básica por la que debiéramos amar a los músicos japoneses, aun cuando es una concretud que se da en el pueblo nipón en general, es por su capacidad de deconstruír cualquier género radicado en Occidente, en cualquier punto de éste, para, en su reconstrucción, llevarlo varios pasos más allá de los que en teoría podían llegar. Bajo esta perspectiva no debería sorprendernos que en Japón sea, precisamente, donde la música adquiere unos tintes de virtuosismo en cada uno de los géneros que asume para sí mismo, incluso aun cuando son los más populares y menos dados al riesgo o la experimentación de cualquier tipo -cosa que demostró sobradamente el decano musical de Japón en Occidente, el ínclito Ryuichi Sakamoto. No existe nada creado por el hombre que, en algún momento, un japonés no pueda retorcerlo para añadirle un particular punto de vista nuevo.

read more »

marzo 9, 2012

The Magnetic Fields – 69 Love Songs (1999)

por xurde

Justo cuando Magnetic Fields acaban de publicar su decimoprimer disco (incluyendo sus memorables EP’s), ha sido cuando he empezado a temer  verlos cualquier año de estos en la lista de nominados para el Grammy a la mejor banda revelación (!!!). Y no porque haya perdido mi confianza en el criterio de Stephin Merrit para gestionar hacia dónde y por dónde va su carrera musical, sino porque los guiños buenrolleros que hace la industria mainstream al mercado independiente son cada año más descarados, osados, y vomitivos por igual, y dejan bien claro que, bajo la coartada del temor de que “algo está cambiando en nuestra otrora monolítica industria”, da la sensación de que pueden si pueden llegar a pedirle a Bon Iver que cante con ¿Beyoncé? pueden llegar a hacer lo que sea. Es por ello que quisiera poner a salvo mi opinión de este disco, el cuál me dice mi last.fm que es el disco que más he escuchado en los últimos diez años, de cualquier esperpento del show business que pudiese acontecer en el futuro e influir mínimamente en dicha opinión.

read more »