Posts tagged ‘2010’

julio 29, 2015

Ghost – Opus Eponymous (2010)

por Álvaro Mortem

Ghost - Opus Eponymous (2010)Existe cierta tendencia ocultista inherente al arte. Si bien en ocasiones eso es sinónimo de prácticas esotéricas, en otras muchas deberíamos entender la querencia de algunos artistas por esconderse; esconder la identidad, esconder las referencias: tanto da, cuando lo que acaba siendo relevante es lo que se oculta por encima de lo que se muestra. Dado que la labor de todo crítico es una labor ocultista, ya que debe desentrañar aquello que se considera esotérico, propio de iniciados —o lo que es lo mismo, explicar el arte para aquellos que pueden no entenderlo—, esa tendencia al ocultamiento resulta irónica; cuando se ocultan los valores artísticos, lo que puede ser un razonable truco de ilusionismo se convierte en una estafa por pretender hacerlo pasar por algo más elevado o auténtico, por magia. Y eso resulta inaceptable.

read more »

julio 6, 2015

УТРО – УТРО (2010)

por Álvaro Mortem

УТРО – УТРО (2010)Aunque resulte triste admitirlo, que un grupo de habla no-inglesa consiga un cierto éxito internacional roza lo imposible. Ni el público está dispuesto a aceptar sonidos que no le sean ya en alguna medida familiares ni la crítica es capaz de aceptar aquello que le exige un esfuerzo notable, lo cual condena el grueso de la producción mundial al underground; la música hoy es anglófona, al menos si miramos hacia donde todos señalan. En tanto son capaces de armonizar esos dos aspectos que permiten no marginalizar una música externa a los países anglosajones, que estén cantados en inglés y resulten familiares, Motorama han logrado una modesta visibilidad en Occidente a través del post-punk.

read more »

mayo 18, 2015

Tera Melos – (untitled album) (2010)

por Álvaro Mortem

Tera Melos - (untitled album) (2010)Es difícil dilucidar donde termina el ejercicio de estilo, la búsqueda intelectual de nuevas formas artísticas, y donde comienza el arte en sí mismo, la resonancia emocional. No pocas veces ambos aspectos se confunden. Pretender que todo ejercicio de estilo carece de resonancia emocional, o que todo objeto artístico carece de búsqueda alguna de nuevas formas por explorar, es una forma rápida y barata de desvirtuar el auténtico peso que tiene el arte en última instancia. Ambos aspectos pueden ser uno y el mismo. En ocasiones un ejercicio de estilo es una obra de arte, sólo que con un público más limitado por la dificultad desnuda de la cual hace gala.

read more »

abril 27, 2015

Kanye West – Runaway (2010)

por Álvaro Mortem

Kanye West - Runaway (2010)Ante un cuadro de George Condo el sentimiento más común es la extrañeza. El modo en que descompone las formas, los colores, los motivos, nos lleva de la mano hacia una realidad que parece estar en el límite de la representación de un hombre cuerdo, pero sin caer nunca en la provocación o la lisergia; nos hace sentir extrañados, pero no inseguros, porque de algún modo permanecemos todavía con un pie metido en el campo de lo conocido; de algún modo, Condo nos está dando la mano con fuerza mientras nos sumergimos en su peculiar mundo pictórico. Nos acompaña, nos susurra, no sentimos que estemos perdidos en un lugar que sólo existe en su mente y entendemos desde cierta distancia. Con una intimidad fría, cercana, guía nuestra mano por sus pinturas para que las sintamos próximas y nos demos cuenta que ese es nuestro mundo visto con ojos capaz de atravesar las apariencias.

read more »

abril 1, 2015

65daysofstatic – We Were Exploding Anyway (2010)

por Álvaro Mortem

65daysofstatic - We Were Exploding Anyway (2010)La música, en tanto realidad endógena de un mundo habitado por entidades animadas, tiene cierta querencia por la explosión, el estallido, la espontaneidad; su representación súbita en el mundo, la violencia como acto musical puro, es parte indisoluble de sí misma. No es posible construir un escenario sin sonido. Por eso estamos expuestos de forma constante al ruido, pero también a la música o cualquier otra forma organizada de sonidos: incluso aunque no queramos, nuestra capacidad de percibir el mundo varía según las intrusiones que quiera hacer el sonido en cada momento. No existe invitación posible para la música, sólo la posibilidad de vernos arrollados por ella.

read more »

marzo 25, 2015

World Order – World Order (2010)

por Álvaro Mortem

World Order - World Order (2010)La música es el territorio de lo abstracto. Mientras las artes visuales tienen un componente de concreción, ya que siempre remiten hacia objetos reales incluso cuando recrean lo irreal, las artes sonoras están encadenadas por definición al terreno de lo indeterminado; mientras lo visual remite a lo físico, lo sonoro lo hace a lo sentimental. Partiendo de esa premisa, es lógico exigir a la música que nos inspire sentimientos. Arrojarnos a la pista de baile, obligarnos a tararear las melodías o asociar ciertas canciones con situaciones importantes de nuestra vida no es sólo lógico, sino también necesario. No existe música desconectada lo real, ya que siempre imprime sensaciones concretas en ella.

read more »

noviembre 12, 2014

Shugo Tokumaru – Port Entropy (2010)

por Álvaro Mortem

Shugo Tokumaru - Port Entropy (2010)Aunque pudiera parecer lo contrario, incluso los individuos de corazón negro —nosotros mismos, por ejemplo— tienen la capacidad innata de disfrutar los amaneceres y las torpezas de los cachorritos y las flores en primavera y la caída de las hojas en otoño; la belleza concebida como consenso estético normalizado no es tal, ya que trasciende el consenso: su belleza se da por sí misma. Existen cosas que son hermosas, felices y agraciadas en su forma, de forma independiente de los ojos que lo miren. No es posible ver algunas cosas sin reconocer su belleza inflando de amor nuestro pecho, haciendo imposible afirmar que en realidad son cosas horrendas que sólo hacen encoger nuestro corazón. Incluso los individuos de corazón negro pueden llorar por un acto puro.

read more »

noviembre 3, 2014

Los WebeloSS – Contra el Homo Sapiens (2000)

por Álvaro Mortem

Los WebeloSS - Contra el Homo Sapiens (2000)En ocasiones es necesario parecer un descerebrado. Del mismo modo que para tocar realmente mal antes hay que saber tocar bien —porque de no saber tocar bien un instrumento no es que se toque mal, es que no se sabe tocar—, para parecer fatuo y descerebrado para la mayor parte de la opinión pública es necesario realizar un esfuerzo de intelectualización de la estupidez. El estúpido se granjea con facilidad simpatías, apelando al sentimentalismo de los de su clase, pero la apariencia estúpida en su forma más pura consigue enemistar incluso a los genuinos estúpidos contra sí mismo. La mejor manera de detectar la imbecilidad ajena es ponerla en contraposición a una aparente estupidez perfectamente estudiada.

read more »

octubre 6, 2014

Sleep Party People – Sleep Party People (2010)

por Álvaro Mortem

Sleep Party People - Sleep Party People (2010)Nada se comprende sin la tristeza. El ser humano, atravesado por el desarraigo de una existencia monótona y ajena por definición, necesita aferrarse a lo sentimental para encontrar las palabras que son capaces de definir su estado; «tristeza» no significa nada salvo el estado, por eso no es suficiente con vivir algo para plasmar aquello que sentimos. Pretender describirlo a través de palabras llanas es la entelequia de aquellos que creen que el acto literario es sólo un capricho de ficción, un acto de masturbación, cuando no una búsqueda profunda del sentido último de las cosas. Lo inefable, lo inenarrable, aquello que no se puede pronunciar, es el campo abonado de la metáfora: donde las palabras no llegan debe llegar la evocación, la sutil construcción de un sentido perdido.

read more »

agosto 13, 2014

Love Amongst Ruin – Love Amongst Ruin (2010)

por Álvaro Mortem

Love Amongst Ruin - Love Amongst Ruin (2010)«Es mejor abandonar un barco a la deriva que intentar enderezarlo» —podría afirmar un marinero que nunca haya tenido que calcular el coste de recursos materiales y humanos que cuesta fletar un barco. Si además hablamos de un barco que funcionó a la perfección durante cuatro largas travesías, como es el caso de Placebo, que sólo en la quinta empezó a zozobrar para acabar en puertos menores, abandonarlo no parece un motivo demasiado inteligente; tirarse al mar, volver al puerto y buscar un nuevo barco es siempre una elección cargada de peligros. La nueva travesía puede ser peor que las peores de las travesías anteriores. Aun conociendo el riesgo, Steve Hewitt no dudo en hacerse un nuevo barco a su medida y gusto para iniciar un nuevo viaje hacia alguna parte.

read more »