Posts tagged ‘2013’

mayo 17, 2016

Dorian – Midori (2013)

por Álvaro Mortem

Dorian - Midori (2013)A veces parece que, en el basto campo de la música electrónica, las sutiles formas del chill están sepultadas bajo la gruesa capa de la mediocridad. Chill out ya no es sinónimo de música para alcanzar un estado de relajación pleno, sino música de mierda sin inventiva. Vómito ambient a medio digerir con toques de músicas del mundo o exploits de la música clásica más granada. Pura ignominia. De ese modo, al pretender crear una etiqueta que vender con facilidad en grandes superficies, se convirtió un concepto donde las sesiones se podían conducir desde el house hasta el techno, tal vez con alguna parada testimonial en el ambient, en una masa amorfa de melodías a media cocción.

read more »

Anuncios
Etiquetas: , , ,
octubre 13, 2015

Oh, Yoko ‎– I Love You… (2013)

por Álvaro Mortem

Oh, Yoko ‎– I Love You... (2013)Cada vez sentimos menos respeto por la infancia, la fantasía, el amor incondicionado por las cosas que nos rodean. Sumergidos en mitad de una lógica economicista, hemos pasado a valorar todos los aspectos de nuestra vida desde el punto de vista del rendimiento, de la utilidad, dejando en segundo plano cualquier forma de vida que no implique un beneficio tangible inmediato; todo lo que implique sólo diversión o gasto improductivo se considera infantil, tonto o ridículo, reduciendo así todo aquello lo que no sea férrea maquinación mercantil al papel de algo secundario e indeseable. Sólo la griseidad genera respeto. Como si de repente «infantil» o «fantástico» se hubieran convertido en conceptos indeseables.

read more »

febrero 18, 2015

Chvrches – The Bones of What You Believe (2013)

por Álvaro Mortem

CHVRCHES - The Bones of What You Believe (2013)Los caminos del arte son inescrutables, pero no menos que los del mercado. Descubrir la fórmula alquímica que permite ser popular sin poner en cuestión la integridad artística, que permite armonizar la supervivencia física y sentimental, es un proceso tan complejo como la búsqueda de la lógica que articula cualquier convención humana: todo el mundo cree tenerla pero, a la hora de la verdad, nadie parece tener demasiado claro como aplicarla. Críticos, artistas, académicos: diferentes castas, diferentes formas de pensar, todas puestas en común para buscar esa piedra filosofal capaz de convertir en oro todo lo que toque. Mientras, el fracaso. Nadie ha logrado todavía su fórmula y quienes han conseguido la piedra afirman no saber cómo ha llegado hasta sus manos.

read more »

febrero 17, 2015

Satyricon – Satyricon (2013)

por Xabier Cortés

Satyricon_satyriconCuando un grupo decide bautizar a uno de sus discos —y no esa primera maqueta, tampoco su primer álbum— con su nombre, nos está ofreciendo una serie de pistas que no siempre acertamos a descifrar. Si un proyecto musical que cuenta a sus espaldas con lanzamientos tan importantes para todo un género musical —no creo que haga falta recordar a «Nemesis Divina» como uno de los discos más importantes dentro de la ola postMayhem black metal noruega de mediados de los años noventa— y que lleva varios discos buscando, y encontrando, un nuevo camino en el que seguir explotando su creatividad, edita una nueva referencia y decide colocarle un nombre propio, su nombre propio, sabremos que algo importante se esconde tras las canciones que se concentran en el disco. Satyricon nos está señalando que es un disco en el que encontraremos un punto de inflexión; nos daremos de bruces con dos movimientos a priori antagónicos y que hemos dio escuchando evolucionar a lo largo de la trayectoria de estos noruegos adalides del black metal de corte más refinado. Este Satyricon cumple las veces de manifiesto y nos señala de forma clara y precisa dónde está situado Satyricon hoy en día.

read more »

febrero 12, 2015

Mobydick – Cotard Delusion (2013)

por Xabier Cortés

MobydickCualquier obra artística que quiera denominarse como tal —y sí, la música es arte, no entretenimiento; parece que tenemos que recordar este aspecto esencial de vez en cuando—, debe reflejar de una manera más o menos explícita, más o menos sutil, parte de la personalidad del artista. Una obra se sabrá completa cuando seamos capaces de descifrar los guiños, mensajes y retazos que se esconden entre las notas, las escalas, las estructuras y los sonidos que la construyen. Un disco que nos ponga a prueba y que sea capaz de crear escenarios en el que encontrarnos frente a frente con el artista y con sus inquietudes; un disco que refleje y que sea capaz de contener —en el amplio sentido de la palabra— toda la idiosincrasia de la persona responsable del mismo. Sucede, además, que cuando el disco adopta formas sencillas sin perderse en elementos superfluos que emborronarían el propio núcleo del mismo, esa crudeza llega a nosotros de una forma más directa, más pura. Es por esto mismo que Cotard Delusion, el larga duración debut de Mobydick tras dos EPs imprescindibles, se parapeta en nuestro interior, nos retuerce y nos aprieta hasta hacer que nos tiemblen los cimientos.

read more »

enero 20, 2015

Радость Моя – Суицид (2013)

por Xabier Cortés

a0420012577_10Lejos de mutar en otro de esos movimientos subterráneos efímeros que se proyectan hacia la estratosfera propulsados por un hype desmedido, el witch house —o drag o screwgaze, escojan aquí uno de los innumerables nombres bajo los que se escuda el movimiento— lucha por demostrar que es algo más que el fruto de un caprichoso movimiento de boca-oreja virtual, que es capaz de sobrevivir por sí mismo a la vorágine consumista del oyente independiente y que busca huir del radar de ciertas revistas musicales online devoradoras de tendencias y de volátil memoria. Que tampoco les lleve a error los orígenes más o menos serios del witch house: quédense con el carácter experimental e innovador, con su espíritu occult, abracen la decadencia y, por favor, aléjense de esa imagen que ha querido convertir al witch house en una colección de editoriales de moda en el que pululan sin descanso leggins estampados con diversos motivos de dudoso criterio, camisetas y tatuajes con vacía simbología ocultista y alquímica, gorras mal caladas en cabezas decoradas con gafas de sol —en sitios cerrados, por supuesto— y poses decaídas mientras sostienen un cigarro con la ceniza a medio caer. Quédense, por ejemplo, con Суицид, de los rusos Радость Моя y descubrirán que el witch house podía ser todavía más oscuro y siniestro.

read more »

enero 8, 2015

Za! – WANANANAI (2013)

por Xabier Cortés

za!¿Sueñan los pedales de delay con ovejas eléctricas?¿El reverb de sala no te deja respirar? Como todo resultado de un experimento al principio resulta confuso; somos incapaces de asimilar todos y cada uno de los estímulos sonoros que se nos han presentado. Esos primeros instantes son complicados, nos sabemos a merced de los caprichos del artista; cedemos el control a los planes de ese ente (maligno) al que llamamos artista. Entendemos la experimentación en el arte —en la música— como una disciplina abierta y viva con una predisposición a la confusión fruto de la libertad de la que goza. Que esta libertad no nos lleve a error pues no significa ésta la mezcla sin criterio ni fondo de diferentes géneros y disciplinas en una suerte de coctelera mágica de la que sale un resultado bien masticado y tratado. No. En la experimentación, cada uno de los detalles que encontramos debe tener su propia razón de ser, debe asentarse sobre una reflexión previa y nuca caer en los añadidos artificiales porque, como sucede en el diseño, cada elemento es susceptible de ser interpretado por el oyente y si este elemento no atiende a una razón, a un objetivo, la obra cojeará y no tardaremos en desmontarla. ¿Es el caso de WANANANAI, del dúo Za!? No, au contraire, este álbum nos exige, nos abofetea y, sobre todo, nos regala momentos brillantes.

read more »

diciembre 31, 2014

No respondemos más que ante la muerte. Lo mejor del 2014 según Studio Suicide

por Studio Suicide

tumblr_nh1r7t0EZS1qz6f9yo3_1280

Cuando en Studio Suicide decidimos hacer una lista con lo mejor del año teníamos claro un aspecto: debía ser sui generis. Plegarnos al hype, las visiones comerciales o el convencionalismo crítico sería un crimen en cualquiera de nuestras críticas, pero más aún si se trataba de resumir lo más relevante del año. No existen elecciones inocentes, pues toda elección implica un uso del pensamiento. Aunque no damos ninguna gran sorpresa para el lector despierto, aquel que nos lee con una regularidad mínima, si hemos pretendido poder ser una alternativa a la «crítica» tradicional, aquella que sólo sabe moverse según criterios de lo que la mayoría aclama como mejor. Evitamos caer en el campo de la opinión, del roce obsceno, del susurro malicioso de aquellos que han olvidado que «crítica» significa «discernir», no «contentar».

Bajo esa premisa, escribimos. Escribimos no sólo nuestras críticas, sino también nuestras listas, que son un ejercicio crítico que, contra la opinión general, tienen algo particularmente profundo: pretenden sintetizar lo mejor del año, aquello más relevante cara al futuro, sin la perspectiva del tiempo. Es una labor difícil, ingrata e imposible. Pero, como en Studio Suicide amamos los imposibles, de ello nos encargamos.

Nada más denostado que las listas, nada que nos guste más que escribirlas.

read more »

noviembre 17, 2014

The National – Trouble Will Find Me (2013)

por Álvaro Mortem

The National - Trouble Will Find Me (2013)Los géneros son una realidad fluida, en transformación constante, en tanto el estancamiento es sinónimo de la muerte para ellos. En la música, más que en ningún otro arte, se aprecia la necesidad constante no tanto del cambio como del contrapunto, la evolución sutil que no cambia las bases pero sí modifica lo accesorio; la fluidez del sonido, su tendencia a hacerse familiar al oído, produce que cualquier intento de repetir fórmulas conocidas se vea, entre los aficionados de cierto criterio, como un ejercicio nefando de estancamiento. Rara vez se acusa a un escritor o un cineasta de hacer siempre lo mismo, en ocasiones incluso se celebra que lo hagan, pero con que una sola vez un música repita coordenadas sería natural que se le considere muerto. «Experimenta o muere» — ese es el lema del arte musical.

read more »

septiembre 3, 2014

Anamanaguchi – Endless Fantasy (2013)

por Álvaro Mortem

Anamanaguchi - Endless Fantasy (2013)El mejor modo para lograr una idea original es coger dos ideas conocidas, que estén lo suficientemente alejadas entre sí, y buscar el modo de unirlas. Aunque pueda parecer algo sencillo, cuando no una estupidez de grado mayor, su efectividad debería estar fuera de toda duda; la mayor parte de novedades musicales nacen de la fusión de dos géneros hasta entonces considerados incompatibles, o la introducción de un elemento exógeno dentro de un estilo cualquiera. La novedad absoluta, nacida de la nada, nunca ha existido. Toda búsqueda debe partir desde lo conocido, tomar como punto de partida aquel lugar que llamamos hogar por ser el único que conocemos con profundidad, para así poder colonizar nuevos territorios todavía por descubrir. O cuando nada queda por descubrir, al menos emprender un viaje en direcciones que nunca nadie haya probado.

read more »