Posts tagged ‘2015’

agosto 22, 2017

Iglooghost – Chinese Nü Yr (2015)

por Álvaro Mortem

Existe algo indefinible dentro del verdadero arte. Más allá del baile, la estructura o la belleza, cualquier forma musical que aspire a ser considerada realmente artística debe ser capaz de transmitir conceptos muy concretos, ya sea en forma de estados de ánimo, imágenes o pensamientos. Incluso si parecen, en primera instancia, extraños o arbitrarios. Porque la música, al ser el arte último de la abstracción, su obligación, y su triunfo, es conseguir hacernos transitar por paisajes mentales que trasciendan su mera abstracción. Su logro último es ser concreto sin dejar de ser informe.

En ese sentido, Chinese Nü Year nos remite hacia una estética elemental. No simple, sino extra-formal. Fuera de las estructuras que consideramos naturales. Nos remite hacia colores pastel, formas suaves, sonrisas amables que esconden algo extraño. Perturbador. Esa rareza propia de lo kawaii. De la belleza infantil, redondeada, deforme; de todo aquello que parece hecho sólo a medias; un trasunto de trabajo divino en el cual al creador se le hubiera olvidado qué son las proporciones cuando estaba aún a mitad de su trabajo.

read more »

Anuncios
agosto 1, 2017

ENDON – Mama (2015)

por Álvaro Mortem

Existen grupos de metal extremo. Mirándoles por encima del hombro existe el noise. Y más allá de todos ellos, reinan ENDON.

ENDON hacen esa clase de música. Ese gesto imposible, fugándose hacia territorios imposibles, llevándote todas y cada una de las veces más allá de tu zona de confort. Y es que, con un sonido que emparenta el ruidismo con la precisión cuasi matemática de las formas más extremas del metal, todo parece concretarse siguiendo el protocolo secreto de un algoritmo que entiende el sonido de un modo completamente desconocido para el hombre. A fin de cuentas, detrás de su sonido no hay un principio lineal. Un remitir hacia un sonido o un género particular. Es todo un proceso heurístico donde todo comienza y acaba en el propio sonido de ENDON.

read more »

Etiquetas: , , , ,
julio 22, 2017

Taxidermias Concretas Vol.12

por Xabier Cortés

read more »

junio 24, 2017

Taxidermias Concretas Vol.8

por Xabier Cortés

Álvaro Arbonés

Chinese Football – Here comes a new challenger! (2017)

Chinese Football siguen siendo la versión marca blanca de American Football. Y no hay nada de malo en ello. Here comes a new challenger! continúa con su emo encantadoramente anacrónico, su apabullante precisión técnica y su encantador enfoque vía letras en chino. Si además sumamos el (excelente) devaneo por un post-rock muy bien medido en Awaking Daydream, el resultado es el que cabría esperar: una perita en dulce para el fan medio del emo. Ese género olvidado.

Chelsea Wolfe – 16 Psyche (2017)

16 Psyche es crudo. Oscuro. Como si alguien, en mitad de la noche, se metiera en tu cuarto, te agarra de pies y manos, y te aporreara de forma constante sin permitirte reaccionar. Pero también ocurriría algo diferente. Algo sensual. Erótico. Descubrir algo cálido y juguetón en ese aporrear, algo que, más allá del dolor, quiere hacerte disfrutar de la experiencia. Y cuando se va, y se acaba, deseas secretamente que cuando vuelvas a dormirte vuelvan a despertarte esos garrotazos.

Xabier Cortés

Progenie Terrestre Pura – oltreLuna (2017)

Es posible que hayan pasado cuatro años desde el debut de estos italianos y que este periodo de descanso se haya debido a los numerosos cambios de formación que han experimentado, pero por aquello de no salirnos del universo (no pun intented) creado por estos locos del sci-fi meets black metal diremos que estaban hibernando en cápsulas de criogenización esperando la llegada de [inserte aquí la amenaza universal estándar]. Lo que sí consiguen Progenie Terrestre Pura —además de tener un nombre que no llamaría la atención en la escena neofolk— es marcarse un black metal de corte moderno/experimental/espacial con detalles doom, y algo de folk muy bien traído. Vamos, un YAY como una galaxia de grande.

10000 Russos – 10000 Russos (2015)

Porque ya no es ningún secreto que en esta santa casa somos devotos del motorik. Y porque desde Portugal vienen 10000 Russos con la cadencia 4/4 monótona y lisérgica para llevarnos de viaje ácido-psicotrópico a bordo de la máquina del kraut en el que recorren los desolados alrededores de una ciudad y un país periférico. Canciones cinceladas en hormigón y brutalismo, bien marcadas por el motorik y soportadas por sintes cósmicos que ni en sus mejores viajes psicotrópicos. Porque en este álbum homónimo el ácido y la realidad se confunden y se convierten en un todo inseparable. Brillante. Muy brillante.

junio 14, 2017

Ryan Adams – 1989 (2015)

por Álvaro Mortem

El pop industrial americano es una perfecta pieza de diseño. Literalmente. Hacen falta dos docenas de letristas, compositores y técnicos de sonidos para conseguir que cada canción suene exactamente como debe sonar. Y si bien eso deja poco o ningún sitio para la personalidad, el alma o cualquier forma de arte, no es eso para lo que sirve el pop. El pop (industrial) atiende a condiciones comerciales. Al algoritmo del gusto medio. Y o se cumple o no tiene propósito.

1989 es una obra de diseño industrial. Hecho para lucimiento de Taylor Swift, para encajar con su personalidad de chica dulce y cercana, pero con un punto peligroso, que te gustaría que fuera tu mejor amiga o la chica a la que arropas cuando llega borracha a casa trastabillando torpemente, sus canciones son tan exactas como efímeras. Cuando se acaban, cuando dejamos de escucharlas después de haber pasado un tiempo determinado, es imposible recordar absolutamente nada de las mismas. Son un ruido de fondo. Pop almibarado. Perfectos hits de radioformula, generadores de premios anuales, que carecen de la persistencia o la identidad que podría lograr la música real: anidar en el corazón de quien la escuche y no dejar hueco para el siguiente subproducto industrial.

read more »

mayo 27, 2017

Taxidermias Concretas Vol.4

por Xabier Cortés

read more »

junio 7, 2016

Nosaj Thing – Fated (2015)

por Álvaro Mortem

Nosaj Thing - Fated (2015)Todos podemos reconocer la elegancia. A diferencia de la belleza o la fealdad, que dependen de los ojos del que mira, en la elegancia existe cierta dosis de objetividad. Sabemos cuando algo es elegante de forma instintiva. Eso no es casual. La elegancia, a diferencia de la belleza, no es algo que se posee, sino algo que se viste. Es un refinamiento, un saber estar, que implica un saber deshacerse de todos aquellos elementos que lastran nuestra forma de ser. Todo aquello que distraen la mirada de lo importante.

Elegante es, en suma, aquel que sabe mostrarse a la luz más favorecedora posible.

read more »

abril 14, 2016

Bonjour Suzuki – Sayonara. Mata Raise de (2015)

por Álvaro Mortem

Bonjour Suzuki - Sayonara. Mata Raise de (2015)Nada nace del vacío. Todo acto humano se origina en la asimilación de aquello que ya existe; todas nuestras influencias cuentan, todo cuanto nos ocurre nos define, y si se da el caso de que no reconocemos las influencias de algo no es porque sea nuevo, sino porque no hemos sido capaces de ver los hilos que lo articulan. Eso no significa que la originalidad no existe. Todo acto creativo es original. El problema radica en que lo que entendemos como original, el hecho de crear algo de la nada, es un acto imposible: originalidad es encontrar nuevas maneras de combinar lo que hasta ayer parecía reticente a encontrarse. Y hacerlo de tal modo que esos elementos dispares no sólo puedan convivir, sino que generen algo mayor que la suma de sus partes.

read more »

febrero 16, 2016

Bosse-de-Nage – All Fours (2015)

por Álvaro Mortem

Bosse-de-Nage - All Fours (2015)

La objetividad es, por definición, quimérica. Existen infinidad de elementos a valorar en cada obra, es imposible escucharlas todas e incluso tenemos condicionamientos personales en nuestro juicio —valoramos mejor música afín al grupo social al que pertenecemos, pero también aquella que se nos antoje más próxima a nuestra forma de pensar—, siendo imposible afirmar nada con seguridad absoluta, aplastante e infinita. Lo cual no significa que no existan verdades: el tiempo suele ser buen juez, además de ser posible discernir la calidad de una obra si se hace un juicio en un entorno relativamente cerrado. ¿Cuál es la labor del crítico entonces? En el peor de los casos, buscar un juicio objetivo a través del desvelamiento de los prejuicios propios o ajenos.

read more »