Posts tagged ‘Alcest’

mayo 6, 2014

Lantlôs – Melting Sun (2014)

por Xabier Cortés

lantlos-melting-sunEl blackgaze, ese palabro inventado por unos pocos para etiquetar a una corriente dentro del black metal —porque sí, queridos parroquianos de esta santa casa, es black metal— si bien resultaba exótico y hasta misterioso hizo un daño irreparable a una incipiente escena con una importante colección de elementos y una propuesta musical tan necesaria como rompedora. La jungla de las etiquetas, esa maraña de palabras a cada cual más irritante —no creo que haya que recordar ese depressive suicide black metal que nos hechizó a unos cuantos con su propuesta de un black metal lento y agónico al mismo tiempo que esa etiqueta pueril ahuyentaba a cualquiera— en las que un proyecto musical perdía toda su personalidad. Tan necesarias como creemos, o creen, que son las etiquetas para juzgar el sonido de un disco, imprescindibles para predisponer la mente hacia una actitud positivista ante el disco o, por el contrario, para afilar los cuchillos antes siquiera de sumergirte en el botón de play. Atrincherados en esas etiquetas y subetiquetas obviando lo realmente importante: el sonido contenido en ese artefacto redondo que tantas alegrías y desdichas nos traen. Todos hemos caído alguna vez en esa seductora marabunta de la clasificación detallista: por qué referirnos a un disco con un sencillo black metal cuando podemos decir de él que se enmarca dentro de la generación post black metal sludge atmosférico con toques suicide es uno de esos misterios que dignos de esos programas de pseudo ciencia y amarillismo que pululan por la saturada parrilla televisiva. Lantlôs es uno de esos sufridores que se mantiene imperturbable a los caprichos de las corrientes y de los reseñistas, su nuevo trabajo Melting Sun es una inmejorable prueba de ello.

read more »

diciembre 9, 2013

Alcest – Souvenirs d’un autre monde (2007)

por Álvaro Arbonés

Alcest - Souvenirs d'un autre monde (2007)Hay discos que están más allá de su tiempo no tanto por ser clásicos o por haber abierto una veta experimental hasta entonces imposible, tampoco por ser reductos inamovibles de un pasado ya muerto, sino por incapacidad para crecer. Para abandonar la infancia. Aunque podría interpretarse como una crítica, nada más lejos de la realidad: la posibilidad de vivir en un tiempo inamovible, hacer del afuera interior existencia, poder desplazarse a la fantasía con ojos infantiles, es una virtud sólo propia de aquellos sin contaminar por la triste realidad líquida contemporánea. Incluso siendo consciencia, parece más un acto mágico de algún artefacto de otro mundo que un auténtico arranque de crítica personal.

read more »

mayo 24, 2012

Amesoeurs – Amesoeurs (2009)

por Xabier Cortés

No descubro nada si afirmo que nos encontramos en una sociedad que sobrevive por inercia. Una sociedad atrapada en unas relucientes jaulas de hormigón rodeadas de asfalto mientras nosotros, pobres mortales, acumulamos fetiches que a modo de modernos totems a la felicidad, nos brindan esa falsa sensación de realización personal. Una sociedad donde impera el perfeccionismo mal entendido y la belleza peor interpretada mientras nos acurrucamos en nuestros cubículos adoptando una posición fetal esperando a que llegue, pagado en cómodos plazos y sin intereses, el objeto inanimado que nos traerá la felicidad durante un breve lapso de tiempo. Una sociedad en la que salir a la calle se convierte en una continua lucha por acertar a ver más allá de nuestros pasos, con nuestros sentidos anquilosados por infinitos muros verticales de cristal que se alzan orgullosos ante nosotros guiándonos a través de un camino incierto y camuflado entre luces de neón. No somos más que una efímera y reemplazable pieza de este mecanismo perfectamente engrasado que llamamos sociedad moderna.

read more »

febrero 10, 2012

Les Discrets – Ariettes Oubliées (2012)

por Álvaro Arbonés

Parece que, para ser popular hoy, la única manera de hacer black metal es no hacer black metal. Y es que, a fin de cuentas, la única manera de alcanzar una popularidad más o menos sólida hoy por hoy es mediante ciertas tendencias definidas dentro del metal extremo sin caer derrotado ante las actitudes hipster más vomitivas inimaginables. La más obvia pasaría por ser nórdico -¿no lo sabían?¡los noruegos son los nuevos noruegos!- o mimetizar un gusto exquisito para el black metal entre capas de algo así como un shoegaze de segunda mano pasado por el tamiz de la música sinfónica de la segunda mitad del siglo XX. Si no cumplen el primer caso -hecho dificil en cualquier caso si no son de la quinta de Taake o poseen la encantadora inconsciencia de unos Vreid-, entonces sólo les queda aceptar que su paso por el black metal será un penoso tragar furgoneta por salas roñosas y grabaciones lo-fi ad aeternum o abrazar el estilo menos trve pero mucho más agradecido que abrió Neige con Alcest y su black metal que no parece black metal.

read more »