Posts tagged ‘bluegrass’

junio 9, 2014

Panopticon – Roads To The North (2014)

por Álvaro Arbonés

cSiempre es posible una vuelta de tuerca. Cuando nada puede cambiar ni evolucionar, es porque está muerto y estaría mejor depositado en el fondo de una cripta húmeda y profunda donde jóvenes escolares fueran llevados para contemplar las ruinas del pasado, involucionadas por la obligación de la muerte de un tiempo pasado; si nada fluye, entonces déjalo en el museo. Por esa razón toda mezcla, toda bastardización, es deseable sólo en la medida de su posibilidad de ser viable, pero todo lo es hasta que se demuestre lo contrario. Nadie apostaba porque de la mezcla de black metal y bluegrass pudiera fundarse algo con sentido, pero aquí estamos jurando lealtad al rey durante un disco más.

read more »

julio 25, 2012

Jussi Syren – Heartagrass (An acoustic tribute to HIM) (2005)

por Álvaro Arbonés

Si hay un motor primero que rige toda forma artística esa es la copia, el plagio si se prefiere, en todas sus formas. Cuando un músico comienza tiende a aprender las canciones que le gusta y después, cuando ya está lo suficientemente fogueado como para componer su propia música, la imitación de los propios códigos estéticos de aquellos que le han influenciado siempre planean sobre su cabeza; la copia es connatural a todo arte, aun cuando esa copia nunca deba ser mímesis absoluta sino más bien adaptación a los pareceres del carácter estético de cada artista. Si esto dota de un sentido ulterior la creación misma, que es la historia del plagio exquisito, aun más lógico se cierne cuando la pretensión se da no sólo en copiar a nuestros héroes para así poder alcanzar nuestro propio Olimpo, sino también cuando se practica esa copia para ejercer un tributo en el que los reconozcamos desde nuestra (ahora) radical diferencia: he aquí el caso de Jussi Syren.

read more »

julio 18, 2012

Panopticon – Kentucky (2012)

por Álvaro Arbonés

El problema radical que siempre ha tenido el black metal es que nunca ha tenido un relaciones públicas lo suficientemente sensato como para saber como expresar de forma adecuada el ideario común del género. Si la figura más visible y exportable fuera de la micro sociedad blacker es Varg Vikernes, cuya leyenda como asesino, quema iglesias y posterior coqueteo con el nazismo trascienden por mucho a sus inquietudes intelectivas, es lógico que el género sea visto como un microclima de maldad supurante; no se puede esperar producir una reacción positiva hacia aquello que se expone como una cristalización de la maldad pura. Pero detrás de los pésimos embajadores y la tendencia sociopática de algunos de los más insignes representantes del género, se esconde una reflexión profunda que va más allá del hipotético satanismo o maldad inherente dentro del mismo: el black metal es, en último término, una reivindicación de los valores propios de la tierra donde se nació.

read more »