Posts tagged ‘Boris’

septiembre 22, 2017

Boris – Dear (2017)

por Xabier Cortés

Que occidente, y más concretamente el mundo anglosajón, ha copado la industria musical durante decenas de años es algo que a nadie se le escapa hoy en día. Y esto es, desde luego, algo que todos deberíamos revisar para actuar en consecuencia. Resulta curioso también comprobar como, a la hora de reivindicar artistas ajenos al eje europa-norteamérica, mucho activismo se centre exclusivamente en reivindicar los sonidos latinos cómo si estos fueran los únicos capaces de hacer frente a la horda anglosajona y no existiera nada más allá. Lo curioso, decíamos, de esta reivindicación —necesaria, muy necesaria por otra parte— es la omisión deliberada de todo lo que huela a asiático, escudándose en el argumento estrella cuando tratamos sobre cualquier aspecto cultural venido de oriente: es que son unos frikis jejeje. Tras esta triste, pobre y tóxica argumentación —si es que se le puede denominar como tal— se esconde una colección de prejuicios que no solo afectan a la música oriental, también envenena la percepción sobre cualquier otro artefacto cultural —hola manga/anime— infantilizándolo, huillándolo y despreciándolo hasta la nausea.

read more »

Anuncios
julio 8, 2017

Taxidermias Concretas Vol.10

por Xabier Cortés

read more »

marzo 23, 2015

Boris – Pink (2005)

por Álvaro Mortem

Boris - Pink (2005)Nuestra sensibilidad se articula tanto desde un conocimiento cultural adquirido como desde una base fisiológica innata. El mejor ejemplo posible lo encontramos en nuestra percepción del color rosa. Asociado con lo infantil, la feminidad y el amor romántico, es un color que debería transmitir armonía cuando, en general, transmite desasosiego: los colores rosas crean inquietud, si es que no rechazo, al ser colores que, de forma natural, se asocian tanto con la infancia como con la mortandad. Con aquello que nos recuerda mortales. Las rosas tienen espinas, los bebes son sonrosados y los labios de los cadáveres adquieren un tono rosado. En Japón es también el color propio del erotismo —de ahí el pinku eiga, mezcla de erotismo con diferentes grados de violencia—, siendo otro ejemplo donde lo cultural y lo natural se asocian de forma armoniosa: eros y thanatos, vida y muerte, dándose la mano. Porque, en ocasiones, nuestra inteligencia enmascara lo que nuestra sensibilidad ya conoce.

read more »

junio 18, 2014

Boris – Noise (2014)

por Álvaro Mortem

Boris - Noise (2014)Pesa tanto la tradición como pesan los orígenes: mientras la primera es algo que debemos confrontar en nuestros primeros pasos, la segunda es la que nos acompañará de forma permanente. Siempre existe algo contra lo que rebelarse, incluso cuando sea uno mismo. Intentar mantener la coherencia interna de un discurso propio sin caer en el más descarado autoplagio, el problema más común entre los artistas con cierto recorrido, es la meta de cualquier persona que haga del arte parte consustancial de su existencia; descubrir una voz propia y saber articularla con cambios y modulaciones, sin repetir de forma constante los mismos lugares, es la labor que separa al artista del artesano. De artesanos, de quienes repiten siempre lo mismo, está el mundo lleno.

read more »

abril 2, 2014

9dw / Boris – Golden Dance Classics (2009)

por Álvaro Mortem

9dw  Boris - Golden Dance ClassicsLa prensa musical no habla de splits. No lo hace porque si es incómodo desgranar las virtudes que tiene un trabajo como totalidad, como conjunto cerrado en sí mismo, las dificultades que desentraña hacerlo cuando implican dos grupos diversos contraponiéndose en corta distancia alcanza, en cualquier caso, la imposibilidad inherente de sintetizar un discurso común en dos entes diferentes; más difícil, si cabe, es no caer en la similitud simple, en la influencia mutua, en la reducción general o al género, de los ámbitos compartidos: con quien se hace un split se comparte algo, algo siempre más profundo que la simple necesidad de publicar o unirse en canto con amigos. Porque incluso si son amigos, lo son por algo.

read more »

diciembre 19, 2012

Boris – Cosmos (2012)

por Álvaro Mortem

Boris - Cosmos (2012)Si como afirmara el filósofo Ludwig Wittgenstein de lo que no se puede hablar hay que callar, entonces la única crítica responsable que podría realizar es aquella que yo callo en favor de la incógnita; nada puede decirse del arte, del auténtico arte, que no pase necesariamente por no encontrar más que una concatenación de inexactas palabras que vacían de sentido auténtico y pleno el mensaje allí expresado: todo lo que puedo hablar será siempre menos completo y perfecto que aquello que pretende ser hablado. Toda comunicación se da en el arte en sí, en aquello que nos transmite el fenómeno artístico en sí mismo, y todo lo que se pretenda hablar de él debería ser sólo silencio. Ese es el sentimiento trágico del arte.

read more »

agosto 22, 2012

Boris with Michio Kurihara – Rainbow (2006)

por Álvaro Mortem

En un ámbito tan personal como el de la estética, donde todo se contamina de una forma asombrosa, la inclusión de elementos exógenos en la creación musical puede producir efectos indeseables en el resultado final de cualquier obra. Esta adición dentro de la lógica normalizada de un evento artístico podríamos entenderla, además, en dos ámbitos bien diferenciados: la inclusión de un objeto agente (un músico, un instrumento) o la inclusión de un objeto paciente (un género). Pero cuando la contaminación de un estilo original se produce por la inclusión tanto de nuevos objetos agentes como pacientes, produciendo un caldo de cultivo patógeno perfecto para la contaminación irreversible, entonces podemos tener claro que más vale que tenga muy claro el artista devenido en científico metáfora mediante que es lo que pretende conseguir como resultado de su experimento. Pero si hablamos de Boris, es obvio que el resultado sólo ha podido ser positivo.

read more »