Posts tagged ‘grindcore’

mayo 10, 2018

Nasum – Shift (2004)

por Álvaro Mortem

Ningún adjetivo puede ser la definición de arte. Lo bonito, lo feo, lo sublime y lo mono son sólo categorías estéticas que pueden aparecer o no en una obra, dependiendo de la intención y criterio del artista, pero que por sí mismas no definen lo que es artístico. Las rosas son bonitas y agradables, pero no son arte, el grindcore es feo y violento, pero sí es arte. Algo nos demostraron durante años grupos tan contundentes como Nasum.

Con una media de un minuto y cuarenta y tres segundos por canción y títulos como The Engine of Death, No Paradise for the Damned o Twinkle, Twinkle Little Scar, decir que Shift es la quintaesencia del grindcore no resulta problemático. No cuando auna los elementos básicos del mismo: brevedad, violencia, blastbeats y guturales. ero sería injusto quedarse ahí. Entre Cannibal Corpse o Last Days of Humanity y Nasum hay un aire de familia, pero también una diferencia abismal. La distancia existente entre asumir el mínimo común denominador del género y un genuino intento de encaminarse un paso más allá.

read more »

Anuncios
Etiquetas: , , ,
enero 24, 2013

Rotten Sound – Species At War (2013)

por Xabier Cortés

Rotten-Sound-Species-at-War-SmallLa violencia como motor, la agresividad total como inspiración que dé como resultado una obra a priori sencilla en su resultado pero extremadamente compleja en su concepto más primario. Si entendemos violencia como aquello que no se encuentra en su estado natural, amén de ser aquello que se manifiesta con brutalidad e ímpetu claro está, nos iremos acercando al leitmotiv del sonido abrasivo de grindcore. Una respuesta frontal y directa, un «no nos gusta tu sistema» marcado con pintura de spray en las paredes de lo cotidiano, una ruptura total a lo establecido es el germen, la esencia de este pequeño bastardo nacido de una siniestra orgía entre el death metal, el hardcore y el punk —todos ellos en su vertiente más frenética y demoledora, por supuesto—. La aniquilación como resultado y objetivo principal, destruyamos lo establecido, aquello que no nos gusta, para construir algo nuevo ¿el qué? eso ya lo pensaremos más adelante, nuestra misión es destruir(te). Abrazar la violencia no deja de ser un acto de rendición ante uno de los instintos primarios del homo sapiens. La violencia siempre nos ha acompañado y siempre nos acompañará, de eso no cabe duda.

read more »