Posts tagged ‘Hawkwind’

junio 11, 2013

Baby Woodrose – Third Eye Surgery (2012)

por Xabier Cortés

Baby WoodroseDespertar sobresaltado y aturdido en un lugar que no reconoces, una estancia cuyas paredes parecen cobrar vida, deformándose al son de una música lejana que no aciertas a adivinar. Una atmósfera pesada y densa te invita a respirar profundamente y unos efluvios sospechosos se apoderan de tus sentidos mientras a duras penas eres capaz de encadenar pasos sin perder el equilibrio. La confusión y el miedo se vuelven a apoderar de ti en el momento que los colores de cada uno de los elementos que te rodea —y que complementan la decoración kitsch de este extraño lugar que te ha visto despertar— unos colores que parecen hablarte y que completa una variedad cromática que te sumerge en un extraño estado entre la locura y la tranquilidad absoluta. A medida que tus sentidos parecen poco a poco a centrarse y tus pasos se encaminan con la firme convicción de explorar esta extraña habitación, la música se hace más y más intensa, los sonidos se vuelven claros: acabas de entrar en los dominios del danés Lorenzo Woodrose, bienvenido a Baby Woodrose.

read more »

mayo 2, 2013

Kadavar – Abra Kadavar (2013)

por Xabier Cortés

kadavar-abra-kadavarQue los viajes en el tiempo pueden ser una realidad en un futuro no muy lejano es una quimera que sigue enfrentando a los científicos a lo largo y ancho del mundo. Nada de esto parece importar al trío alemán que hoy nos ocupa, ellos han encontrado la manera de manipular el tiempo a su antojo sin alterar el orden natural de las cosas pero añadiendo pinceladas que definitivamente cambiarán el presente de aquellos que accedamos a adentrarnos en la lisérgica y stonerniana espiral occvlt que nos proponen en su segundo trabajo: Abra Kadavar.

read more »

noviembre 20, 2012

White Hills – Frying On This Rock (2012)

por Xabier Cortés

Te despiertas contrariado y ansioso por sentir el oxígeno otra vez dentro de tu organismo, la cámara de suspensión temporal para los viajes a través del hiperespacio resulta de todo menos acogedora. Clavas las uñas en la mampara esperando a que te liberen de tu prisión amniótico-artificial -esa que te sumerge en un letargo profundo de modo que las células de tu cuerpo no se vean afectadas por el paso del tiempo- pero nadie acude en tu ayuda. ¿Qué hacer? Tus constantes vitales empiezan a recuperar el pulso de la vida, suspendida durante un tiempo indeterminado. ¿Hemos llegado ya? Consigues recuperar el aliento y a duras penas aciertas a adivinar un sonido pesado y constante que emana de no sabes dónde. Esa casi imperceptible vibración va adquiriendo forma, se hace más contundente y se pueden llegar a identificar nuevos y sorprendentes matices. No consigues identificar esos hechizos en forma de sonido, no son los tradicionales beeps de los controles de la nave ni tampoco se trata de la inteligencia artificial que se encarga de mantener intactos los sistemas vitales de la nave. No sabes lo que es pero te embriaga y te posee. Bienvenido a White Hills.

read more »