Posts tagged ‘jazz fusion’

octubre 13, 2014

Flying Lotus – You’re Dead! (2014)

por Álvaro Arbonés

Cover - Enjoy!Si existe una constante en la vida de toda persona, algo común a la humanidad entera, esa es la muerte. En tanto seres para la muerte el arte tiene la obligación de plasmar nuestra angustia, nuestra necesidad de explorar los rincones secretos del terror existencial; no existe nadie el mundo que no tema a la muerte, incluso aquellos que la abrazan para sí como método para escapar de una existencia insoportable. Ante su llegada todos somos hermanos, todos somos capaces de entender al otro, en tanto el juicio se anula para abrazar el sentimentalismo como único modo capaz de afrontar la situación. La muerte se siente, no se piensa. Abrazar su imposibilidad, nuestra incapacidad para concebir la posibilidad de la no-existencia, es una de las más ingratas tareas del arte.

read more »

diciembre 17, 2012

Harbie Hancock – Crossings (1972)

por Álvaro Arbonés

Harbie Hancock - Crossings (1972)

El problema de ser pionero es que, en el encontrar algo que podría ser radicalmente nuevo, se lleva implícito la incapacidad de hacerlo entender a los demás en primera instancia su valor; aquel que suscita los orígenes de algo que no se ha visto nunca antes, aquel que crea una personalidad única en su propio seno, se enfrenta ante la necesaria incomprensión de sus iguales. Cuando el jazz se encuentra en una relación incestuosa y extraña con el funk, propiciando una combinación próxima a una proto-electrónica moderna, lo mejor que podía ocurrir es que creara una nueva linea de sentido a través de la cual explorar los vericuetos particulares de algo que no encontrarían su potencialidad hasta una década después. Y de hecho, así fue.

read more »

noviembre 21, 2012

Hiromi’s Sonicbloom – Beyond Standard (2008)

por Álvaro Arbonés

Si existe un género que es absolutamente opaco hacia el neófito, incluso para aquel que lo sea sólo en las lindes de ese género en particular, ese es, sin ningún lugar a dudas, el jazz. Su extrema complejidad, su rancio abolengo y la imperturbable necesidad de marcar territorio de sus fanáticos más abyectos, aquellos que necesitan remarcar de forma constante como sólo el más desconocido de los músicos a los cuales se vio en una jam session que siempre fue la mejor de las posibles es digno de ser denominado como tal, producen que cualquiera que pretenda sumergirse en sus procelosas aguas se encuentre con más obstáculos de los que cualquier persona razonable está dispuesto a tratar; el jazz es demasiado hermético y extraño para ser penetrado sin un esfuerzo tan considerable como excesivo. Pero, aun con todo, lograr entrar tiene sus recompensas.

read more »