Posts tagged ‘Merzbow’

mayo 27, 2017

Taxidermias Concretas Vol.4

por Xabier Cortés

read more »

Anuncios
marzo 23, 2015

Boris – Pink (2005)

por Álvaro Mortem

Boris - Pink (2005)Nuestra sensibilidad se articula tanto desde un conocimiento cultural adquirido como desde una base fisiológica innata. El mejor ejemplo posible lo encontramos en nuestra percepción del color rosa. Asociado con lo infantil, la feminidad y el amor romántico, es un color que debería transmitir armonía cuando, en general, transmite desasosiego: los colores rosas crean inquietud, si es que no rechazo, al ser colores que, de forma natural, se asocian tanto con la infancia como con la mortandad. Con aquello que nos recuerda mortales. Las rosas tienen espinas, los bebes son sonrosados y los labios de los cadáveres adquieren un tono rosado. En Japón es también el color propio del erotismo —de ahí el pinku eiga, mezcla de erotismo con diferentes grados de violencia—, siendo otro ejemplo donde lo cultural y lo natural se asocian de forma armoniosa: eros y thanatos, vida y muerte, dándose la mano. Porque, en ocasiones, nuestra inteligencia enmascara lo que nuestra sensibilidad ya conoce.

read more »

octubre 17, 2013

Merzbow vs. Nordvargr – Partikel III (2013)

por Xabier Cortés

MerzbowNordvargrSe requiere de una disciplina férrea y de una desbordante capacidad creativa para ser capaz de construir inmensos paisajes sonoros partiendo de una simple partícula de sonido. Edificar suntuosos e infranqueables muros sónicos fragmentando, multiplicando, manipulando y presionando expresiones mínimas y que éstas se nos presenten como consistentes lienzos en donde dos de las mentes más inquietas y creativas de la escena ruidista experimental mundial consiguen reunir fuerzas y desplegar todo su potencial. Merzbow y Nordvargr. Nordvargr y Merzbow, una unión que parece natural y que rápidamente comenzó a crecer tan pronto como Justin Mitchel de Cold Spring Records les presentó la oportunidad de crear —o expandir— el propio universo noise de Akita , por un lado, y los tenebrosos devaneos del artista sueco. Una trilogía física, orgánica y explosiva; una colección de reencarnaciones ruidistas que no sólo acercan físicamente Suecia y Japón —tal es su poder y energía— también consiguen expresar y presentar con toda su crudeza uno de los preceptos básicos del noise: el asimilarlo no sólo como un sofocante e intenso viaje emocional hacia alguna parte, sino como una desconcertante herramienta de alteración física del oyente.

read more »

agosto 22, 2013

Merzbow – Takahe Collage (2013)

por Xabier Cortés

Merzbow

Acercarse a la particularidad del noise requiere por nuestra parte de una serie de ejercicios previos con el fin de contextualizar y saber aceptar El Ruido para poder aprovechar todo lo que él nos ofrece. Por un lado nos enfrentamos al carácter físico del ruido; el noise no busca (sólo) una respuesta emocional a su sonido como lo busca insistentemente el resto de la música. No, el ruido requiere una respuesta física para saberse completo, para alcanzar su máximo esplendor, para saber que la comunicación entre el artista y el oyente es total y completa en una especie de extraña relación simbiótica —el propio artista busca/necesita/persigue un feedback puramente físico, visceral para comprender el carácter de su propia obra ruidista. El otro aspecto imprescindible para terminar de comprender la inquietante idiosincrasia del noise viene de buscar la belleza y algo más —como toda obra de arte que se quiera denominar como tal, por supuesto— en este caso, la belleza en (y de) la disonancia. La brutal delicadeza del glitch como herramienta con la que construir entornos visuales en los que acabemos comprendiendo al artista, construir un todo desde y a través del ruido puro. Necesitamos nosotros como oyentes/receptores comprender estos dos elementos inherentes al noise para ser capaces de penetrar con garantías en los extremos caminos del ruido y Takahe Collage de Merzbow nos invita y nos seduce con su despliegue apasionado de estridencias sonoras.

read more »

agosto 20, 2012

Merzbow / Marhaug – Mer Mar (2012)

por Álvaro Mortem

Hasta llegado el siglo XX la consideración de que es música se basaba bajo la premisa esencial del ritmo, la sonoridad y lo agradable que era al oído; la música como forma mlódica es el único paradigma posible para considerar un sonido como arte: sólo lo bello es digno de ser escuchado. A pesar de que el logro de conseguir escapar de las ideas post-kantianas al respecto del valor de la fealdad o lo grotesco como arte sea esgrimido para articular la belleza singular de la música sobre el resto de formas artísticas, contaminados por la necesidad de la fealdad y la cacofonía dentro de sus composiciones -con un paradigma particular en Baudelaire-, la realidad es que la música tampoco escapó de su articularse en los márgenes de lo que es considerado música en sí. El ruido como paradigma, el ruido como composición sonora válida, es la consecución lógica aunque tardía de la visión ampliada del arte como algo más (que la belleza).

read more »