Posts tagged ‘Richard D. James’

octubre 6, 2015

Radiohead – Kid A (2000)

por Álvaro Mortem

Radiohead - Kid A (2000)En el arte todo queda entre ladrones. Se roba de sitios conocidos, de lugares inesperados o de fuentes olvidadas, pero siempre se roba; no existe ningún artista que haya creado su obra desde la nada, sin inspirarse o tomar prestados temas o técnicas de algún otro anterior, porque incluso si existiera quien lo ha hecho no seríamos capaces de reconocerlo: ninguna persona es una isla, e incluso si la hubiera nosotros creeríamos ver la mano de otros en su obra. Incluso aunque lo pretendiéramos, no podríamos despojarnos de nuestras influencias. Esa es la magia del arte, su verdad ineludible: que nos recuerda que estamos conectados, que, de algún modo, todas nuestras acciones tienen un correlato en algún otro.

read more »

enero 15, 2014

The Tuss – Rushup Edge (2007)

por Álvaro Mortem

The Tuss - Rushup Edge (2007)

El arte es una cuestión de ego. Es imposible sobrevivir ante la exposición pública que supone cualquier creación artística, el análisis y juicio pormenorizado por parte de al menos dos clases de expertos —las definidas como crítica impresionista y académica, obviando en el proceso la insidiosa opinión particular—, si se carece de un ego blindado contra cualquier apreciación negativa. Nadie crearía arte sin creerse más allá de las críticas. Quienes se dejan embelesar, acaban auto-derrotándose al repetir sus logros hasta vaciarlos de toda significación; quienes se dejan embarrar, acaban derrotados por ser incapaz de ir más allá en aquellos caminos que sólo ellos han podido trazar. No existe arte exento de ego, incluso cuando éste asume extrañas formas.

read more »

marzo 13, 2012

Aphex Twin: mente oulipo, espíritu japonés

por Álvaro Mortem

La más fascinante rara avis -la que se nos presenta como indescriptible en su forma, fondo, pensamiento y praxis– nunca es, necesariamente, la que se encuentra más alejada u oculta por las fuerzas de una naturaleza viva conocida como los caprichos del mercado, generalmente está justo bajo nuestras incrédulas narices. Es por ello que no necesitamos buscar extraños músicos de electrónica vanguardista de lo más profundo de Laponia oriental para encontrar un auténtico reto para nuestras expectativas musicales: Richard D. James, más conocido popularmente como Aphex Twin, es el acertijo dentro de un misterio enfundado en un enigma perpetrado en un tanque, con el cual salir a comprar el pan o dar un paseo con su hija, que haya conocido nunca la electrónica. Su inabarcable obra, disparada en todos los sentidos y aspectos inimaginables, le acercan más hacia una especie de música formalista matemática que hacia cualquier clasificación positiva conocida por el hombre -lo cual se confirma cuando el drill’n’bass es un género que cultiva sólo una persona en el mundo: él.

Por todo lo anterior, ya que formalmente es inaprensible, y cualquier intento de buscar influencias ha acabado hasta el momento en un extremo ridículo, no me queda más remedio que caracterizarle como espíritu en fuga en el único ejercicio que se puede considerar ortodoxo a su respecto: una deconstrucción regurgitada desde los abismos de la japonesidad latente en algunos de sus tics más constantes.

read more »