Taxidermias Concretas Vol.4

por Xabier Cortés

Álvaro Arbonés

Merzbow, Mats Gustafsson, Balázs Pándi y Thurston Moore – Cuts of Guilt, Cuts Deeper (2015)

Si en un disco juntas a Mats Gustafsson, Balázs Pándi y Thurston Moore ese disco se convierte, automáticamente, en algo a seguir de cerca. Salvo si el perpretrador es Merzbow. Entonces, como por arte de magia, a nadie le importa lo que haga. Y si bien Cuts of Guilt, Cuts Deeper es adusto, árido y difícil, también es una impresionante pieza de noise que fusiona lo mejor del free jazz con el ruidismo habitual del japonés. No tan redondo como An Untroublesome Defencelessness, pero aun así, un pequeño gran tapado.

Asako Toki – Pink (2017)

Directo. Preciosista. Rosa. Porque Pink es rosa. En lo adorable, en lo romántico, en lo accesible. Toki Asako ha firmado que sigue sus constantes pop sencillas, luminosas, pero sin ello abandonar esos pequeños gestos que marcan la diferencia. Ya sea en sus devaneos más próximos al j-pop o su acercamiento hacia la electrónica, siempre mantiene personalidad, buen gusto y una calidez cercana y agradable. En otras palabras, buen rollo. El arrullo de algo bien producido y optimista. Algo que, si bien debería ser la norma, es la excepción.

Xabier Cortés

Malämmar – Vendetta (2016)

De lo divino a lo terrenal metiendo la cabeza en un pozo de alquitrán. Porque el debut de los catalanes Malämmar es lo más parecido a hacer gárgaras con brea ardiendo que se puede encontrar ahora mismo en el panorama estatal. Sludge y doom instrumental en la estela de Conan  y Bongripper servido a paladas con la urgencia del riff denso y sucio, el bajo en modo  si-me-interrumpes-te-reviento y una contundencia y pegada a la batería que hace tambalearse los pilares de la civilización occidental. Porque este Vendetta te parte la cara y al momento te invita a una cerveza; te hace comer el asfalto mientras pone a enfriar otro brebaje alcohólico de salubridad dudosa. Porque brindar con chupitos de betún nunca fue tan placentero. Viva la mvgre® y muera la alegría.

Khost [Deconstructed and reconstructed by] Godflesh – Needles Into The Ground (2016)

Cuando Justin Broadrick —de Godflesh— decide reinterpretar/reconstruir canciones del Corrosive Sound de Khost solamente nos queda despedirnos de nuestros seres queridos, poner las cuentas en orden y prepararnos para un viaje sin retorno a las entrañas del ruido®. Porque cuando uno de los pilares fundamentales de la música industrial decide ponerse el buzo de trabajo y reelaborar canciones de uno de los proyectos más ruidistas e interesantes de la escena industrial contemporánea solo podemos callar. Y admirar. Sonido abrasivo, arisco y ruidoso se funde con loops desquiciados (y desquiciantes) mientras una percusión machacona nos perfora lentamente el cerebro. Claustrofóbico, siniestro y demencial, Broadrick ha sacado elementos clave de las composiciones de Khost para reestructurarlos y adaptarlos a la más pura tradición Godflesh. Casi nada. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: